Implementación de la nueva ordenanza de transito, una mentira mas…

Nos caracterizamos y nos caracterizaremos por ser un espacio donde se debaten ideas y posicionamientos, Encuentro por la Democracia y la Equidad es un partido de opiniones y propuestas siempre apuesta en apoyar lo que esta bien y marcar lo que esta mal, con proyectos superadores, dando el debate donde hay que darlo.
En Diciembre de 2007 presentamos ante el Municipio y el HCD un proyecto para una nueva ordenanza integral de transito; ante el caos en las calles de nuestra ciudad y la ausencia absoluta del Estado en esa materia, con el compromiso de hombres y mujeres que actuamos en política en un espacio plural y progresista, decidimos trabajar en el armado del mismo. La base de la idea estaba centrada en tres ejes, consientizacion, controles e infrastuctura.

El año 2008 lamentablemente las calles de nuestro Saladillo se tiñeron de rojo, 5 muertos entre Enero y Julio de ese año; Casi un muerto por mes y varios heridos, por cierto las victimas todas de los sectores de menores recursos, los mas vulnerables de nuestra sociedad, trabajadores y estudiantes, en bicicletas o ciclomotores, fueron y son los que cada día arriesgan la vida por las calles de nuestra ciudad. Fue el momento que el Estado Municipal decidió impulsar una nueva Ordenanza de transito.

El HCD comenzó a elaborar una nueva legislación, las reuniones se suscitataron una tras otra entre los 14 miembros del cuerpo deliberativo, claro, ya el guiño del ejecutivo estaba dado. Reuniones cerradas, sin poner en funcionamiento sistemas de participación democrática para la ciudadanía (Audiencias Publicas, etc.), sin consultar a distintas partes que constituyen al que hacer diario de la ciudad (Transportistas, Remiserias, Comerciantes, otros espacios políticos, etc. etc.).

A fines de Agosto/08 se llevo a cabo la sesión donde saldría promulgada la nueva norma; ENCUENTRO solicita que se le otorgue la Decimoquinta Banca para opinar y aportar ideas, obviamente el bloque oficialista de la UCR en una actitud poco democrática y soberbia aplica la mayoría propia y no nos permite acceder a tal solicitud. La Ordenanza se aprueba, por unanimidad, basada en el proyecto que presentara Encuentro por La Democracia en Diciembre/07, aunque los concejales se encargaron de no decirlo públicamente, pero si reconocerlo en privado y en el recinto de sesiones (ver versión taquigráfica del HCD); La misma debía ponerse en práctica a fines de Diciembre/08.

Es decir que hoy el municipio no aplica la Ordenanza y la mentira se instaló nuevamente. Desde la Secretaria de Gobierno se encargaron de mentirle a la sociedad, aunque el responsable directo sea el Intendente, siempre hay un funcionario de turno encargado de allanar el camino. Primero era Febrero/09, después en dos etapas Abril y Mayo, etc., etc. Inclusive "amenazando", en algún medio con renunciar si no se ponía en vigencia; Área desde donde también se dijo hace poco, ante una requisitoria periodística, que "no creo que a fin de año podría haber aumento de tazas" CUIDADO SALADILLENSE, A DUDAR…

Y así llegamos a la fecha, con muy poco cumplido en cuanto infraestructura y la casi "militarización" de las calles céntricas; Solo la mitomanía como acción directa del Estado Municipal.

Lógicamente que una Ordenanza no va a hacer disminuir a cero los niveles de contingencias, pero la misma estará tendiente a disminuirlas a lo mínimo que se pueda. Este año los accidentes se registraron con la misma proporción de años anteriores con la "suerte" de que la muerte aun no se hizo presente, porque una ves mas la ausencia del Estado Municipal sigue su derrotero por los caminos de la mentira y el engaño hasta que la próxima victima sea, una ves mas, uno de nosotros y el responsable va a tener que ser nuevamente el Estado.

Llegara alguna ves en Saladillo la hora de discutir TODOS, cual es el verdadero rol de Estado, tener un Municipio predecible, con una verdadera planificación, con un plan estratégico en serio, con políticas de estado claras y transparentes, donde se piense en el bien común y no en un resultado electoral.

Comentá la nota