Con la implementación de Arbanet hay quienes pagan más de lo que deberían y quienes abonan menos.

El contador Ricardo Solé consideró que a raíz de la implementación de Arbanet las liquidaciones se hacen con números efectuados en función de la información que se tiene sobre el estado económico del contribuyente, situación en banco y retenciones que le hacen vendedores, y esto no siempre da un monto cierto sobre las ventas que hace y se generan problemas en la declaración jurada de ingresos brutos.
Rentas, a través del servicio de Arbanet, "utiliza otros artilugios para determinar la venta y el anticipo", lo que implica una gran cantidad de preconceptos que llevan a que muchos clientes paguen más que lo que deben y otros paguen menos de lo que les correspondería si sumaran sus ventas. Ante esto Solé manifestó que a fin de año, cuando se determine cuánto debería haber pagado y qué fue lo que en realidad pagó, dará en muchos casos un saldo a favor, habiéndole pagado a Rentas más de lo que debía. Sin embargo en julio y agosto el contribuyente podrá ajustar este anticipo, ya que "podrá decir a Rentas" cuál es su venta real.

En caso de que lo abonado sea mayor a lo que le correspondía, la diferencia se devolverá luego de una inspección realizada por Rentas. Sin embargo, para la devolución se le darán diferentes posibilidades, entre ellas que la diferencia sea tomada como pago a cuenta del impuesto inmobiliario o la patente, pero si la persona no posee ni auto ni casa propia, se le deberá debitar en cuenta como corresponde. Ante esto Solé consideró que se podría anticipar que habrá grandes cambios en Arbanet, ya que no esto no puede "seguir sosteniéndose".

Por otra parte manifestó que se han cruzado los padrones de las cuentas corrientes versus los inscriptos en ingresos brutos, y a raíz de esto encontraron 28.800 casos de personas que poseen cuentas corrientes pero no están inscriptas en ingresos brutos, y durante el año pasado han depositado en las cuentas $1.500.000.000. Debido a esto Rentas averiguará su verdadera condición y qué actividad desarrollan para tener depósitos y no estar en ingresos brutos.

En cuanto a moratorias informó que existen nuevos planes para el pago de impuestos atrasados hasta diciembre del 2008. En este caso es una quita del 30%, si cumplen con las bonificaciones al pagar en 3 cuotas le bonifican otro 15%, y si el saldo se paga de contado tienen un descuento del 10%.

Solé aseguró que el sistema tributario argentino necesita cambios reales, entre ellos sacar el IVA a los alimentos, y también se requiere de modificaciones en el régimen de coparticipación. Asimismo indicó que con los cambios que se generarían en el régimen de monotributo, aquellas personas que debieron pasar a ser responsables inscriptos, por haber superado el nivel de ventas lo establecido para la categoría máxima, tendrán tiempo desde septiembre a diciembre para volver a ser monotributistas.

Comentá la nota