Impidieron el paso de camiones hacia la cantera

Un grupo de vecinos de los barrios altos impidió la entrada de camiones con residuos forestales a la cantera, debido al humo ocasionado por los incendios en los últimos días. Alejandra Guzmán, presidenta de la junta vecinal de El Progreso, expresó el malestar de los vecinos porque "no hay soluciones a corto plazo". Insisten en que se traslade la cantera. Fotos de Alejandra Bartoliche.
Molestos por el humo, vecinos del alto impidieron el paso de camiones a la cantera.

"Soluciones a corto plazo no hay, desde el año pasado decimos no a la cantera. ¿Cuánto vamos a esperar?", planteó Alejandra Guzmán, del barrio El Progreso, a raíz de la problemática generada por la cantera desde el fin de semana. Un grupo de vecinos permaneció durante toda la mañana en la cantera, impidiendo la entrtada de camiones con residuos forestales para evitar la presencia de humo en la zona a raíz de los incendios.

Explicó que el fin de semana se produjo un incendio y acudieron los bomberos a apagarlo, pero luego nuevamente se reavivó el fuego y "no llegó nadie". Señaló que padecen el humo desde el fin de semana y por este motivo, el lunes por la tarde se reunieron vecinos de diferentes juntas vecinales en la junta del 28 de Abril, pero según señaló Guzmán no se hicieron presentes la autoridades municipales y resolvieron tomar esta medida para evitar el fuego. "Que los residuos no estén ahí para que no puedan prenderles fuego", destacó Guzmán, por eso se irán relevando distintos grupos de vecinos impidiendo el paso de camiones. "Vamos a seguir impidiendo el paso de camiones", aseguró.

Por la mañana, se hizo presente el secretario de gobierno, Jorge Franchini, pero poco conformaron a los vecinos sus respuestas, según indicó la presidenta de la junta El Progreso. "Dicen que el intendente firmó una resolución para que no se vuelque ningún residuo en 48 horas, pero siguen llegando camiones", expresó.

Tambien comentó que les dijeron que por treinta días seguiría abierta hasta que la puedan trasladar a otro lugar y "va a venir la chipeadora", pero "los vecinos no aceptaron eso", aseguró la dirigente barrial, y agregó que "es imposible vivir ahí y los veicnos que están enfermos no pueden ir al hospital porque está de paro".

Comentá la nota