IMPIDIERON EL INGRESO DE CINCO TRABAJADORES DE LA PLANTA DE GENERAL MOTORS

ROSARIO, nov 17 (DyN) - El conflicto entre el sindicato de mecánicos SMATA y General Motors (GM) por el despido de 436 trabajadores de la planta industrial ubicada en la localidad santafesina de Alvear, se agravó hoy cuando la empresa impidió el ingreso de cinco empleados, a quienes el viernes se les venció el contrato laboral, informaron fuentes gremiales.
El secretario gremial de SMATA, Gabriel Bianucci, manifestó que "la empresa tiene todo su derecho de no renovar contratos, pero no puede impedir el ingreso de estos trabajadores en el marco de una conciliación obligatoria que vence el próximo día jueves", advirtió.

"Nosotros buscaremos que se les renueve el vínculo laboral, al menos por un año más", precisó. Por otra parte, la viceministra de Trabajo y Seguridad Social de Santa Fe, Alicia Ciciliani, expresó a DyN que "nosotros no descartamos prorrogar la conciliación obligatoria en caso de que no se llegue a un acuerdo entre las partes", ya que "no descartamos ningún instrumento que facilite el diálogo", precisó. La funcionaria provincial destacó que "con relación a los contratados debemos ser respetuosos, la discusión está centrada en el personal de planta permanente para que no se produzcan despidos". "El pasado viernes en Chile, el ex presidente Néstor Kirchner anunció que el gobierno va a instrumentar medidas para sostener puestos de trabajo en la industria automotriz, por eso mismo estamos muy optimistas porque los empresarios ven que es una prioridad sostener al sector", indicó la viceministra.

Por otra parte, el gerente de Comunicaciones de GM, Bernardo García, en declaraciones formuladas a radio Dos de esta ciudad, manifestó que la empresa, cuya planta funciona 15 kilómetros al sur de Rosario, "no les renovará el vínculo laboral a los trabajadores contratados".

Se trata de una medida que "se acordó con el Ministerio de Trabajo", aseguró, tras lo cual respecto de unos 150 trabajadores de planta permanente, que ya han sido desafectados señaló que "la empresa mantiene la postura de suspenderlos hasta junio de 2009, en espera de que la situación económica financiera mejore el año próximo".

Las tratativas en busca de una solución al conflicto que lleva más de un mes continuarán mañana en la sede de la delegación rosarina del Ministerio de Trabajo de Santa Fe, donde se reunirán nuevamente los directivos de la empresa y los dirigentes de SMATA, junto a autoridades provinciales.

Comentá la nota