"Con el imperativo ético de no resignarnos a la pobreza, Insfrán planteó reconstruir la provincia"

Para el coordinador ejecutivo del Instituto PAIPPA, Alberto Zorrilla, "el imperativo ético que el gobernador Gildo Insfrán planteó al momento de iniciar la reconstrucción de nuestra provincia, entiende que la pobreza es una adversidad a la cual no debemos resignarnos"
Estas y otras categóricas definiciones sobre el modelo de provincia de cara a la Formosa del 2015 las hizo en el marco del operativo "Por nuestra gente, todo" en la Escuela Nº 42 de Las Lomitas.

Insistió en subrayar en el inicio que "todo el proceso de construcción de obras y servicios no tendrían sentido sino tuvieran por objetivo a los formoseños, el desarrollo integral de cada uno de ellos en el lugar donde hemos decidido vivir. Es el hombre y la mujer quien le da sentido a todo esto", alentando a "ir construyendo lo que le dará sustento a este modelo que es el nuevo hombre formoseño, que significa cambiar hábitos, reemplazar actitudes que nos hacen solitarios y egoístas por las de tipos solidarias".

Para Zorrilla, "hay un tema fundamental para construir esto, que es la pobreza, la cual tiene causas y razones, pero no hay ninguna ley que diga que tenemos que ser pobres, pero el origen de todo esto es una razón política, por eso tiene solución. Entendiendo que la pobreza es una adversidad a la cual no debemos resignarnos, y con este imperativo ético es que el doctor Insfrán planteo la reconstrucción de nuestra provincia y la construcción de una sociedad solidaria, equitativa, justa y desarrollada equitativamente".

Amplió el concepto diciendo que "este análisis de la pobreza tenemos que hacerlo desde todos los ángulos. Es una tarea de la educación y de la misma comunidad, hay que desarrollarla permanentemente, desde los pobres analizando su pobreza, y desde los que no son pobres o tienen bienes y ven que sus vecinos no los poseen", considerando que "esta valoración hay que hacerlo con los pies sobre la tierra y aceptando la realidad, y queriendo cambiarla. Para eso justamente se diseñan instrumentos como "Por nuestra gente, todo", el PAIPPA, las políticas de apoyo al mediano y gran productor, las de ordenamiento territorial en una zona bastante difícil de vivir y de producir, pero con una tierra muy fértil y que puede darnos grandes satisfacciones productivas".

Puntualizó en torno al ordenamiento territorial, sosteniendo que "era algo que hacía falta porque la gente necesita saber que esa tierra es suya y hasta donde se extiende", subrayando que "tenemos como doctrina que la tierra es para quién la trabaja, y que el hombre debe ser dueño de su tierra".

"Utopías realizables"

Zorrilla rememoró que "allá por los años ´70 nos decían que todo esto era una utopía, cuando las ligas agrarias y campesinas reclamaban y levantaban la bandera de la propiedad de las tierras, de la salud, de la educación, las cuales hoy se ven concretadas. Es decir que los sueños son realizables", enfatizando que "no sólo que todo eso se ha hecho, sino que se levantan otras banderas más, las cuales completan a estas de reivindicaciones históricas de nuestro pueblo".

Refirió a que "este proyecto tenemos que seguir consolidando", de allí que justificara plenamente el proyecto de desarrollo integral del centro-oeste y el oeste formoseño con el ordenamiento territorial, al cual consideró "imprescindible para poder trabajar".

"Además tenemos la cuestión del bañado La Estrella, que es de propiedad de todos los formoseños, no puede serlo de nadie en particular, para que nunca lo sea y nos tengan que cerrar el paso hacia el agua que es el recurso fundamental y estratégico en estos tiempos y para el futuro, como siempre nos plantea el gobernador", acotó.

Parafraseando a Insfrán indicó que "de nada vale entregar un pedazo de tierra, si esta no le da una renta al que vive ahí y que haga que satisfaga sus necesidades como familia y le de la oportunidad de vivir mejor. Si le damos solamente la tierra se va a dar este fenómeno nuevo que es la compra de tierras por parte de los que tienen dinero, quienes ofrecen montos que parecen muy lindos, que pareciera que irán a solucionar todos nuestros problemas, pero que si uno no lo sabe administrar no va a durar", advirtió. Marcó que "se trata de las tierras donde nacieron los padres y también los abuelos de los actuales ocupantes, quienes dejaron todo el sacrificio de esa gente corajuda que vino a poblar esta zona en tiempos de muchísima adversidad, quienes llegaron a un consenso para vivir con los pueblos originarios". Por eso afirmó que "vender esas tierras sería traicionarlos, traicionar la memoria de esa gente y además, hipotecar el futuro de nuestros hijos, y no hay plata que alcance para eso". Instó a los lugareños a consolidar las organizaciones de pequeños productores que se han conformando, como también las que existen en la misma zona urbana, porque "sin la comunidad organizada no vamos a poder sostener este proyecto, y queremos que perdure, porque van a ser nuestros hijos los que probablemente irán cosechando los frutos más sustanciosos de este modelo".

Discusión en las escuelas

Consideró conveniente que a nivel de escuelas secundarias se discuta el modelo de provincia, "para ver de qué manera educamos para este modelo".

Comentó de la reunión mantenida entre funcionarios y técnicos de los ministerios de Educación y Producción, además del Instituto PAIPPA, con los directores y profesores de escuelas agrotécnicas e institutos superiores, y también con estudiantes, "hablamos del pasado y el futuro mostrando el proyecto de la Formosa 2015, y planteamos la discusión que se tiene que dar a nivel educación".

Entiende Zorrilla que "hay que ver qué paradigmas productivos, enseñar los que sean beneficiosos para nuestros pequeños y medianos productores. No podemos repetir fórmulas que tal vez para la Pampa Humeda sean útiles, pero no para acá. Por eso como decía ya en 1947 el general Juan Domingo Perón, tenemos que alcanzar el desarrollo con mucha inteligencia, trabajo y buenos negocios, una fórmula que debemos analizarla y ver como podemos aplicarla a nivel de educación".

Concluyó afirmando que "la opción de hoy es seguir siendo meros habitantes de la provincia en un momento de la historia, o ser verdaderamente transformadores de la historia de nuestra provincia, ser activos agentes y constructores de nuestra sociedad, que es lo que todos estamos esperando para hacerlo como un desafío y que lo aceptemos como una opción de vida, no como una obligación, porque eso no sirve para nada".

Comentá la nota