Impás hasta febrero en los reclamos del Registro Civil

Se abrió el diálogo entre el Gobierno y los trabajadores que reclamaban temas salariales, mejoras en las condiciones de trabajo, además de solicitar incorporación de personal en planta permanente para descongestionar la atención. El encuentro derivó en un compás de espera hasta el 5 del mes próximo para que lleguen las soluciones.
El ministro de Gobierno Emilio Fernández finalmente recibió a los trabajadores del Registro Civil y los sindicalistas que los representan en el reclamo salarial y laboral que, entre otros temas, venían planteando.

Vale recordar que la audiencia venía siendo postergada lo que generó amenazas de paro y hasta se produjeron rispideces en las dependencias del Registro porque, al no tener personal, los que están son los mismos delegados por lo que no había atención hasta las 10.00, cada vez que había asamblea por estos reclamos.

Estos revuelos y encontronazos se fueron puliendo a medida que pasó el tiempo porque en primer lugar llegó un mensaje del Gobierno en el que pedía 48 horas para ponerse al tanto de los reclamos y las posibles soluciones. Esto abrió un compás de espera en las protestas por lo que se comenzó a hablar de diálogo.

Finalmente ayer, el ministro político del Gobierno recibió a los comisionados por los trabajadores para que en el encuentro plantearan las demandas.

"Hemos tenido una reunión con el ministro de Gobierno que era el primer objetivo que teníamos y se concretó con buen diálogo. En el encuentro se plantearon las necesidades de los empleados del Registro Civil. El ministro demostró estar al tanto de los reclamos y dijo estar de acuerdo. Se comprometió a paulatinamente ir solucionando estos problemas que afectan a los trabajadores. Lo que más demorara porque es un tema netamente administrativo y que parte de una decisión política del Gobernador es el nombramiento de personal", dijo el secretario gremial de UPCN, Enrique Funes.

El gremialista también manifestó que el encuentro dejó buen augurio en los reclamos porque hay posibilidad de soluciones o por lo menos voluntad de atender los reclamos.

"Ahora entramos en un marco de espera hasta el 5 de febrero, tiempo que el ministro nos pide al decir que es aproximadamente el tiempo que llevará ir solucionando o respondiendo a los reclamos, de lo contrario nos reuniremos nuevamente con Fernández para analizar la situación y las demoras en caso de que existan", dijo Funes.

Según el gremialista, lo solucionado hasta el momento es el cambio de nivel del adicional de la gente, la distribución de las horas extras, la falta de elementos de trabajo, el cronograma de vacaciones porque hay gente que no se tomó licencia en cuatro años, también temas económicos.

Comentá la nota