Impacto en la terminal: la venta de pasajes cayó un 50% .

Las distintas empresas de viajes de larga distancia sostuvieron que se vive una situación crítica en el sector. A la preocupación por el contagio del virus se suma un posible aumento en el precio de los pasajes.
La terminal de ómnibus de la capital presenta una imagen desoladora debido al temor que generó en los santiagueños el avance de la gripe A en la provincia. Numerosos viajes cancelados y un panorama que no tiene antecedentes en el sector del transporte local. Aunque todavía es prematuro evaluar el impacto total que tendrá la pandemia en el rubro, por estos días se vende hasta un 50 por ciento menos de pasajes, mientras que las devoluciones de boletos y las reprogramaciones de los viajes son moneda corriente en las boleterías de las empresas.

Un equipo periodístico de EL LIBERAL recorrió las ventanillas de las diversas empresas de transporte de larga distancia y corroboró la preocupante situación que atraviesan los empleados del sector, quienes viven estas vacaciones de invierno como un fenómeno atípico.

"La venta de pasajes ha disminuido considerablemente y la gente está devolviendo los pasajes, estamos en temporada por el cumpleaños de la ciudad y las vacaciones de invierno y sin embargo se vende un 40 por ciento menos de pasajes", explicó el vendedor de una de las empresas.

Este escenario negativo no solamente perjudica a los empresarios, sino también a los trabajadores del rubro que viven de las comisiones que consiguen por las ventas de los boletos. En tal sentido, la mayoría manifestó que actualmente "se trabaja sin saber si habrá algo de dinero al final de la jornada".

Mientras la gripe A aleja a los santiagueños de las terminales, una preocupación más se suma a la situación de los viajes: un aumento en el precio de los pasajes anunciado para la segunda quincena de julio también inquieta al sector.

Uno de los vendedores consultados explicó: "Se dice que podrían subir hasta un 30 por ciento a todos los destinos, la próxima semana o después del 10. Esto se tenía previsto por las vacaciones de invierno, pero ahora que se adelantaron no se sabe si seguirá adelante la medida".

Alcances

Consultado al respecto, el gerente de administración de la terminal de ómnibus de la capital, Fernando Montenegro, manifestó: "Todo está unificado, no somos una isla en el país y en la provincia también se sufre las consecuencias de la gripe A. No hay un antecedente similar en la historia como para evaluar las pérdidas que se darán".

Asimismo, sostuvo: "Es una situación generalizada en todo el país, pero la evaluación del impacto se hará cuando finalice este período crítico de la enfermedad".

Montenegro dijo que se espera que la situación pueda revertirse en las próximas semanas.

Comentá la nota