El impacto de la crisis obliga a Tipoití aminorar la producción

En comunicación con La Mañana el empresario textil de Corrientes, Pablo Seferián, explicó que aún sienten los efectos de la crisis internacional. En un principio para no despedir no dar vacaciones a su personal tomaron la decisión de trabajar menos días, sólo cuatro por semana. Esa determinación la mantienen en la actualidad, con la diferencia que ahora trabaja cinco de los siete días.
Sin tapujos el empresario contó que el impacto de la crisis internacional hizo que la firma se encapsule en una “situación extremadamente crítica en este momento”. Y pasó a dar algunos detalles de ello. Puntualizó que, por un lado, “la competencia tiene subsidios, que hace años que nosotros reclamamos”.

Puso como ejemplo el hecho de que a consecuencia de esa política de compensaciones para algunas firmas y no a todas, algunos productos Tipoití no los puede fabricar, “porque son de poco valor agregado, con el 18% de subsidios, y ya no es redituable hacerlo”.

En concreto, la textil correntina dejó de producir un tipo de hilados que los vendía en Argentina, pero como se fabrican con maquinas automáticas, “entonces hay poca gente y poco valor agregado, se produce un desfasaje, que en números objetivos sale más barato vender el hilado que comercializar la fibra” indicó.

Como esa reducción en la producción hizo que también hay más mano de obra, lo que hicieron fue comenzar a trabajar menos días. “No se puede dar vacaciones anticipadas al personal porque nosotros trabajamos con un sistema rotativo, para poder bajar costos, y como estamos en esa vorágine de seguir trabajando, se pasó de producir siete a cuatro días, y ahora a cinco” describió el panorama el empresario titular de la Fecorr.

Tipoití tiene una planta de 850 personas empleadas, pero sostener la fuerza de trabajo también es difícil y complicado “cuando hay competencia entre estas cuatro provincias que pueden estar vendiendo el producto final por debajo del costo de la materia prima” se quejó, para finalizar, Pablo Seferián aludiendo existencia de una competencia desleal entre firmas del mismo rubro.

Comentá la nota