el impacto de la crisis financiera internacional Ricardo López Murphy: "Entramos en una situación de emergencia"

En su visita Junín, el dos veces ex candidato a presidente dio un duro diagnóstico de la situación y acusó al kircherismo de desaprovechar las "vacas gordas".
Convencido de que la Argentina desperdició las "vacas gordas" y de que sufrirá con fuerza una "larga temporada de vacas flacas", Ricardo López Murphy criticó duramente al matrimonio Kirchner para explicar el fuerte impacto que cree tendrá la crisis financiera internacional en nuestro país.

Enérgico, el ex ministro de Economía de la Nación y candidato a presidente propuso alternativas para sobrellevar una fuerte recesión que ya ve llegar, al tiempo que pidió menos presión tributaria para todo el sector productivo de la provincia.

En una conferencia de prensa realizada ayer en el hotel Copahue de nuestra ciudad, el principal dirigente político de Recrear tampoco le huyó a las elecciones que vendrán el año que viene y aprovechó para mostrarse abierto a todos los que "genuinamente" se ubicaron en la oposición al kirchnerismo.

"Esta región del país está lastimada por la falta de infraestructura, la excesiva presión tributaria y las condiciones meteorológicas. Las políticas K han sido claramente antiproductivas y la grave crisis internacional dejan definitivamente al interior en emergencia", comenzó López Murphy.

"Hasta ahora las condiciones habían sido favorables a pesar de las políticas aplicadas por el Gobierno. Es evidente que el cambio de circunstancias golpeará fuerte a toda esta parte del país", pronosticó el político.

Para quien fuera conocido mediáticamente como el "bulldog", es hora de cambiar muchas cosas. "En esta situación necesitamos políticas que no nos hagan daño a los ciudadanos. Si las restricciones a las importaciones generaron distor-siones en momentos buenos ahora que pasaron hay que olvidarlas definitivamente", reclamó.

Propuestas

Ese fue la primera de sus propuestas concretas para la Argentina en el contexto de la crisis financiera internacional. Las otras dos fueron la transparencia en los números del país y el reclamo por el precio del dólar.

"Necesitamos un presupuesto en serio y no uno trucho que no sea capaz de contemplar los reembolsos a los que se comprometió el Gobierno, por ejemplo. Tampoco podemos tener la opacidad que hay en el INDEC en el Banco Central", insistió.

Al economista le preocupan en este sentido los fondos que le quedan al país. "La Argentina está regalando divisas para mantener el dólar. Es el único país que reevalúa", contextualizó.

La posibilidad de dejar subir el dólar no es necesariamente negativa para López Murphy. "Sería parte del proceso. El Gobierno está preocupado en que no entren productos de China o Brasil, pero el verdadero problema es que esos países no nos van a comprar más", indicó.

"El país no ahorró en las vacas gordas como lo hizo Chile y ahora pagamos las consecuencias. En recesiones de esta envergadura hay que bajar la presión tri-butaria y los impuestos tienen que ir a la gente", pidió.

Sus críticas al kirchne-rismo mutaron a la búsqueda de una alternativa. "Este no es un año electoral, pero sí es momento de presentar propuestas. Para el año que viene veo una derrota del Gobierno, pero no será significativa si la oposición continúa fragmentada como hasta ahora", aventuró López Murphy.

Convergencias

"Es difícil que converjan personas, pero no es tan difícil que suceda eso alrededor de propuestas. Los que estuvimos siempre verdaderamente fuera del kirchnerismo tenemos que diferenciarnos de los filo kirchneristas", indicó.

En ese momento llegaron las críticas para quien fuera uno de sus principales aliados: Mauricio Macri. "En este contexto tan negativo el Jefe de Gobierno de la ciudad encara fuertes subas de los impuestos. Definitivamente no es el momento", criticó.

Las reflexiones se transformaron luego en más profundas. "La Argentina vive pensando en las elecciones y así es imposible planificar", lanzó.

Comentá la nota