La imagen negativa y los anuncios incumplidos detrás del giro K hacia Tandil y otros distritos

Tras los anuncios reeditados en esta localidad, el propio Kirchner se reunió con un grupo de intendentes radicales K y vecinalistas del interior y del conurbano bonaerense, con quienes repasó la marcha de obras de infraestructura.
La visita del presidente del Ente Nacional de Obras Hídricas y de Saneamiento (Enhosa), Edgardo Bortolozzi, y del subsecretario de Vivienda, Luis Bontempo, ya no son una acción aislada en este verano.

Con el peso de las encuestas negativas y el ruido de las promesas incumplidas, el propio Néstor Kirchner es quien empieza a jugar sus últimas fichas, en un escenario muy adverso en el interior del país, donde una cloaca inconclusa pesa mucho más que la crisis en el Banco Central.

En Tandil fueron emisarios del ministro de Planificación Federal, Julio de Vido, pero en paralelo, el ex presidente Néstor Kirchner les prometió a intendentes bonaerenses que si se concreta el Fondo del Bicentenario habrá una nueva inyección de obras públicas en el interior del país.

Así lo confirmó el intendente de Tres Arroyos, Carlos Sánchez, que relató detalles del encuentro que el diputado nacional y esposo de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner mantuvo con jefes comunales bonaerenses en la Quinta de Olivos. "Hizo una exposición de la macroeconomía del país, de la situación en la que está el país en general y de este tema del Fondo del Bicentenario", dijo Sánchez.

El intendente explicó que, según Kirchner, el conflicto con el presidente del Banco Central Martín Redrado seguramente se va a solucionar en los próximos días y que entonces el país tendrá muy buenas posibilidades hacia adentro y hacia afuera. El miércoles pasado, después de un receso por las vacaciones, el ex presidente reactivó su actividad política: retomó su costumbre de reunir a intendentes en la Quinta de Olivos. En esta ocasión, recibió a un grupo de intendentes radicales K y vecinalistas del interior y del conurbano bonaerense, con quienes repasó la marcha de obras de infraestructura en sus municipios.

Trascendió que, además del caso de Redrado y del tema de las obras públicas, los jefes comunales expresaron durante la reunión su repudio contra el vicepresidente, Julio Cobos, y refrendaron su apoyo a la embestida del kirchnerismo para que abandone su cargo en el Ejecutivo nacional.

Se trató de la primera reunión con jefes comunales que Kirchner encabeza en el año, y en esta oportunidad asistieron los jefes comunales aliados Ricardo Ivoskus (San Martín); Gustavo Pultti (General Pueyrredón); Enrique García (Vicente López) y Carlos Sánchez. También estuvieron los intendentes Ricardo Moccero (Coronel Suárez); José Martínez (Gonzáles Chaves); Marcelo Skanski (Carmen de Areco) y Edgardo Larraza (Castelli). El encuentro fue en el área de Jefatura de Olivos y participaron también el ministro del Interior, Florencio Randazzo; el secretario de Gabinete, Juan Manuel Abal Medina, y el secretario de Obras Públicas, José López.

La caída de la imagen

Pero la crisis política desatada por la creación del Fondo del Bicentenario, que ahora es ofrecido a gobernadores e intendentes como fuente de financiación, se traslada a las encuestas que arrojan que la imagen negativa del matrimonio presidencial de acrecentó tras el conflicto.

Según la consultora Management and Fit, la imagen positiva de la presidenta Cristina Kirchner bajó más de cuatro puntos desde octubre hasta ahora. Pasó de 20,1 puntos a 15,8. En el mismo período su imagen negativa subió de 40,4 puntos a 57,5. Además se evidencia un drástico descenso en la aprobación de las medidas oficiales.

En tanto, la consultora Giacobbe y Asociados determinó que la imagen positiva del ex presidente y actual diputado nacional, Néstor Kirchner, es del 18,5 por ciento y la negativa de 61,6 por ciento.

Comentá la nota