Cae la imagen de Cristina y Néstor K

Los números le dan la espalda al Gobierno nacional. La imagen negativa de la Presidenta llega al 66% y del ex presidente al 63%. Cobos crece, pero Elisa Carrió es "quien mejor representa a la oposición". En la región, sólo Lula Da Silva mantiene un alto apoyo popular
Nadie en el Gobierno nacional pudo hasta ahora frenar el drenaje por el que la presidenta Cristina Fernández pierde imagen positiva todos los meses. A poco más de dos meses de las elecciones legislativas, la mandataria acumuló una baja de 20 puntos con respecto al año pasado. Y, según distintas encuestas conocidas en los últimos días, la imagen positiva de la Presidenta cayó entre un 20 y un 30% en los últimos meses.

De acuerdo a un sondeo realizado por Ipsos-Mora y Araujo, la imagen negativa de la mandataria se encuentra en un 66%. Mientras, según otro realizado el mes pasado por Poliarquía y publicado en diversos medios periodísticos, la imagen positiva cayó del 56% al 26% en poco más de un año, y la negativa aumentó de 12% en enero de 2008 a 43% en marzo de 2009.

Por otro lado, según el mismo estudio, la aprobación presidencial cayó 5 puntos en los primeros tres meses del año, llegando al 36%, mientras que la desaprobación llegó

al 59%.

El conflicto con el campo, la proliferación del dengue, la parálisis industrial, la falta de fondos coparticipables, la inseguridad y hasta el adelantamiento de las elecciones son algunos de los problemas que el Estado nacional no pudo resolver en un año y medio de mandato y que, en definitiva, determinan la caída de la imagen positiva: al asumir la presidencia Cristina (en 2007) tenía una imagen favorable del 56%, y hoy sólo llega al 32%, según Ipsos-Mora y Araujo.

Si se compara la imagen del Gobierno nacional con respecto a los tiempos de asunción, perdió casi 30 puntos porcentuales en aprobación a su gestión, y la imagen de la Presidenta cayó alrededor de 28 puntos, lo que causó -y causa- honda preocupación en el seno del matrimonio presidencial, sobre todo por estar cada día más cerca las elecciones legislativas del mes de junio. Para colmo, Néstor

-que se prepara para encabezar la lista de diputados en la provincia de Buenos Aires- tiene una imagen negativa que llega al 63%, según Ipsos-Mora y Araujo.

Por otro lado, según Poliarquía, sólo el 15% de los consultados el mes pasado cree que Cristina es la que toma las decisiones de gobierno, cuando en noviembre de 2007 lo creía un 37%. En sentido contrario, quienes creen que Néstor Kirchner es el que toma las decisiones: en noviembre de 2007 era sólo un 10%, mientras que en marzo del corriente año llega al 34%.

Según las encuestas, el extenso conflicto con el sector rural, desaciertos a la hora de comandar los destinos del país, intromisión en las decisiones de Estado por parte del ex presidente Néstor Kirchner, decisiones inconsultas con los funcionarios de diferentes áreas han sido algunos de los motivos que, evidentemente, han incidido en la baja en la popularidad del Gobierno nacional.

Sin respuestas

En vísperas eleccionarias, tanto el oficialismo como la oposición encargaron encuestas para medir la fuerza que tendrán en las urnas. Y los sondeos fueron determinantes al mostrar una opinión desfavorable a la gestión kirchnerista, siendo los principales perjudicados de esta crítica popular los miembros del matrimonio presidencial.

La encuesta realizada por la consultora dirigida por Manuel Mora y Araujo, muestra cómo la Presidenta de la Nación cayó en forma alarmante al 31%, con una imagen negativa del 66%. Además, sólo el 10% de la población cree que el futuro cercano será mejor para los argentinos, contra un 55% que descree absolutamente de las posibilidades del Gobierno nacional para sacar al país adelante.

Un estudio elaborado por la Universidad Torcuato Di Tella señala cómo en el pasado mes de marzo la confianza en el Gobierno argentino fue un 27% inferior a la existente en el mismo mes del año pasado y un 2% inferior a la de febrero de 2009. Además, se muestra como el Indice de Confianza en el Gobierno (ICG) tuvo este mes un valor de 1,36 sobre 5, mientras que en febrero fue de 1,38.

Según una encuesta de Management & Fit, entre 2.046 casos, la Presidenta tiene una imagen positiva del 27,1%, y una imagen negativa que llega a los casi 70 puntos. Sobre si se aprueba o no la gestión kirchnerista, sólo el 23,3% de los consultados aprueba la gestión de Cristina Fernández, mientras que el 55,80% califica la administración como negativa. Hace un año atrás, un sondeo efectuado por la misma consultora, revelaba que el 32,3% desaprobaba las políticas oficiales contra un 51,50% que valoraba como positiva la gestión.

Cobos al frente

En el trabajo realizado por Manuel Mora y Araujo se analiza la imagen de los dirigentes políticos de la Argentina , y dentro de ellos, tanto Néstor como Cristina Kirchner se ubican por detrás del vicepresidente Julio Cobos, del jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, de la líder de la Coalición Cívica, Elisa Carrió, del gobernador bonaerense, Daniel Scioli, del ruralista Alfredo De Angeli y del ex gobernador santafecino Carlos Reutemann.

La imagen del Gobierno se estancó y no ha podido crecer desde el inicio del conflicto con el sector agropecuario en marzo del año pasado, tocando su pico en desaprobación allá por mayo y junio de 2008, cuando la imagen positiva de la pareja presidencial apenas superaba el 20%, lo que originó múltiples reuniones en Olivos para intentar enderezar la endeble figura de la presidenta Cristina Fernández.

Los distintos analistas remarcaron, en los últimos meses, que la imagen de la jefa de Estado "está estabilizada, no ha crecido todavía a los valores que tenía cuando comenzó la gestión, pero tampoco continuó cayendo como venía sucediendo durante el conflicto con el campo", lo que deja traslucir que la campaña de reposicionamiento de Cristina que se lanzó desde las más altas cumbres del poder, allá por agosto del año pasado, todavía no ha dado el resultado esperado.

Además, el adelantamiento de las elecciones para el mes de junio mostró a un Gobierno débil que, ante la primera señal de cambio que cree advertir en la sociedad, apela a las viejas triquiñuelas de la política, como las denominadas "candidaturas testimoniales", por lo que se vuelve a poner del otro lado de los reclamos de la sociedad para transparentar la acción política.

La oposición, por su parte, no ha sabido manejar con criterio relativo esta caída en la imagen del kirchnerismo, y las fuertes divisiones que sufren las distintas fuerzas, ya sean las del progresismo como las de centroderecha, y esa dispersión es lo que le abre al kirchnerismo ciertas posibilidades de éxito electoral en las próximas elecciones legislativas. Igualmente, las tres personas que sobresalen para la ciudadanía a la hora de representar mejor a la oposición al kirchnerismo son Elisa Carrió, Julio Cobos y Mauricio Macri.

Comentá la nota