Es ilógico que las comunas no dispongan de las regalías

El diputado provincial de la Coalición Cívica, Juan Carlos Scovenna, adjudicó el conflicto institucional de 25 de Mayo -agravado por las conclusiones de una auditoría externa- a las "cosas mal" que hicieron la Legislatura y el Poder Ejecutivo. "No quiero salir en defensa de la gestión municipal, porque eso le corresponde a los ciudadanos de la localidad, pero sí dejar en claro que en la situación de desquicio que existe tienen responsabilidades los poderes Legislativo y Ejecutivo".
"¿Por qué? Fundamentalmente porque encorsetaron a la comuna, impidiéndole que los fondos por las regalías hidrocarburíferas fueran de libre disponibilidad. En un momento, el municipio llegó a tener 12 millones de pesos en el banco y no pudo gastar 100.000 pesos para ayudar a los puesteros", acotó.

Justamente el intendente David Bravo fue amenazado desde la oposición con una posible denuncia penal por haber usado dineros provenientes de las regalías para comprarle fardos a los puesteros para que alimenten a sus animales, a pesar de que el propio Concejo Deliberante le dio autorización.

Scovenna recordó que el 28 de julio de 2004, cuando era intendente el justicialista Jorge Poletti, presentó en Diputados un proyecto de ley para que cada municipio -en cuyo ejido haya explotaciones- tenga libre disponibilidad en el uso de los fondos provenientes de las regalías del petróleo y el gas. "El único límite que puse fue que no se gastara más del 15 por ciento en gastos de funcionamiento", detalló. Agregó que "esos dineros son recursos genuinos de las comunas y no pueden encorsetárselos, como tampoco Nación puede encorsetarle a La Pampa los fondos que le corresponden como regalías. No puede decirle que tiene que usarlos para determinado fin. Lo mismo debería ocurrir en la relación entre el gobierno provincial y los municipios".

"El proyecto fue resistido por los diputados marinistas, que no quisieron aprobarlo -expresó el legislador-. A fines de 2007, el Poder Ejecutivo, como si no existiera ya una propuesta, envió un proyecto propio y se aprobó la ley 2392 que estipula que el dinero debe usarse en tres destinos específicos (inversiones de capital, obras de infraestructura y/o emprendimientos productivos). También se fijó un plazo de sólo cinco años y apenas el cinco por ciento del total de las regalías, y no la misma proporción del 12 por ciento que Nación le gira a la Provincia. Yo voté a favor porque había impulsado la idea y porque era necesario hacer justicia, pero insistí con la libre disponibilidad; aunque tampoco me escucharon".

Más solo que...

En ese sentido, Scovenna graficó que "la Municipalidad de 25 de Mayo llegó a tener 12 millones de pesos en el banco sin ningún beneficio porque no podía ayudar ni a los puesteros. Y esto lo planteé en 2004, cuando Bravo no era intendente, pero tanto esa vez como en 2007 estuve más sólo que Adán en el día del amigo (sic). Nadie me acompañó con lo de la libre disponibilidad".

Más acá en el tiempo, "cuando se produjo la mortandad de animales, el gobierno no enviaba ayuda y los millones seguían en el banco, presenté un proyecto modificatorio de la ley 2392 para que al menos el 10 por ciento de los fondos puedan disponerse libremente. Tampoco me lo aceptaron. Tanto la Cámara de Diputados como el Poder Ejecutivo dejaron que 25 de Mayo solucionara esos problemas, lo que llevó a denuncias, recursos judiciales y hasta una situación de desquicio de la que ambos poderes son responsables", indicó el diputado.

"No quiero salir en defensa de la municipalidad, porque son los ciudadanos quienes deben aprobar o no la gestión de Bravo, ni tampoco tengo ninguna vinculación con el intendente ni con los concejales. Lo que digo es que a partir de una ley mal hecha se generó esta situación de desquicio que llevó hasta que un auditor expresara que la comuna no podía colocar ciertos dineros a plazo fijo. ¡Un disparate! Y más disparate si tiene razón. Yo hago una pregunta muy simple: ¿qué haría cualquier intendente frente a una emergencia? Gastar los dineros propios del municipio para afrontarla", manifestó Scovenna.

La auditoría externa, reclamada por la oposición y realizada por un estudio santarroseño, concluyó que Bravo manejó por fuera de la ley los fondos de las regalías, ya que los usó para ponerlos a plazo fijo -por montos superiores a los autorizados- y para adquirir los fardos.

El trabajo también mostró que el municipio no cuenta con un registro de bienes patrimoniales; que falta la presentación del presupuesto del año 2009, "originando, consecuentemente, la inexistencia de su sanción" ; y que hubo licitaciones y compras directas bajo sospecha. También advirtió fallas en el sistema computarizado contable y repeticiones de compras o contrataciones al mismo proveedor en forma continuada.

La auditoría señaló que le resultó "imposible" cumplir con el control de "inspección de documentos de inventario impresos e inspección física de los mismos", ya que el municipio ni siquiera cuenta con un registro de bienes patrimoniales. Por eso recomendó la realización "de manera urgente" de un inventario de los bienes, dejándose constancia de quiénes son los funcionarios responsables".

Respuesta a una concejala

Scovenna cuestionó a la concejala del Frente para la Victoria, Miriam González, enfrentada al intendente David Bravo, por haber dicho que le "alarmó mucho el maltrato que recibimos de los puesteros cuando le propusimos buscar ayudar en otras áreas en lugar de a través de las regalías". "Me cayó muy mal porque me consta que los puesteros jamás maltrataron a ningún concejal", afirmó.

No hay indicios de salinización

El subsecretario de Ecología, Darío Mariani, y personal técnico de la repartición visitaron la zona petrolera de 25 de Mayo con el fin de recolectar muestras de agua de los freatímetros allí instalados.

El objeto es determinar la profundidad de la napa freática, la salinidad de esa napa, temperatura de agua, pH, entre otros aspectos para analizar si existe o no contaminación con hidrocarburos.

De la tarea efectuada en el lugar se pudo determinar que no existe salinización en el agua y que las napas están un poco más deprimidas a causa de la sequía registrada en el último año.

Las muestras tomadas para analizar si hay contaminación con hidrocarburos se remitieron a un laboratorio de Bahía Blanca, y se presume que en los próximos días estrían los resultados.

Los freatímetros son perforaciones -efectuadas en el suelo- que permiten tomar muestras del agua de la napa freática y detectar si existe o no contaminación, sea por hidrocarburos, sales, etc. Ese control -que se realiza anualmente- permite ver el perjuicio o no que puede causar la actividad petrolera en cada lugar.

Los trabajos se realizaron en el área "Medanito-25 de Mayo" y "El Medanito", donde están instalados aproximadamente 30 freatímetros para efectuar dichas muestras. El área se constituye en la zona de mayor explotación petrolera del territorio pampeano, ya que existen en producción aproximadamente mil pozos, que están siendo explotados por las empresas Petrobrás y Petroquímica Comodoro Rivadavia, respectivamente.

Comentá la nota