Iguacel amortiguó las subas de luz al bajar un 20% el gas pagado a usinas y postergar los aumento por VAD

Iguacel amortiguó las subas de luz al bajar un 20% el gas pagado a usinas y postergar los aumento por VAD

Las tarifas tendrán un alza promedio del 24,4%, aunque la mayoría pagará entre un 26% y un 28% más.

El nuevo titular de la cartera de energía Javier Iguacel, jugó fuerte para evitar que las tarifas de luz se disparen a niveles socialmente inaceptables. Sucede que, tal como anticipó este medio, la fuerte devaluación del peso transcurrida en los últimos meses alteró por completo los costos de la industria energética y los aumentos en electricidad que se barajaban llegaban hasta un 40%.

Para ello, el ministro apuntó a reducir dos de los principales componentes de la tarifa: el precio del gas que explica el 40% del costo de generación eléctrica y el valor agregado de distribución (VAD).

En cuanto al primero, decidió reducir en un 20% el importe pagado a las usinas termoeléctricas de 5,2 dólares el millón de BTU a 4,2. "No había ninguna razón para que Cammesa comprara el gas más caro que los industriales. Equiparamos esos precios y eso es mucho dinero en el costo de generación", subrayó Iguacel, lanzando una clara crítica a su predecesor. De hecho, a partir de esta medida, el Estado reducirá el gasto en subsidios por $17.000 millones al año.

Por el lado del VAD, acordó con Edenor y Edesur traspasar solamente el 50% de la suba que correspondía aplicar. El resto se postergará seis meses hasta la próxima Recomposición Tarifaria Integral (RTI) de febrero del 2019 y junto con la diferencia del Costo Propio de Distribución (CPD) que se genere en el período agosto 2018 - enero 2019, será recuperada en seis cuotas.

"Esas dos cosas más la continua eficiencia que vamos a buscar en el sistema, como incorporar energías renovables que son más baratas y eliminar las muy caras fuentes por gasoil, está generando una baja en el costo promedio de generación", detalló el ministro.

De esta forma, los aumentos en el AMBA promediaron el 24,4% para los usuarios residenciales sin tarifa social, aunque para la mayoría las nuevas tarifas tendrán incrementos algo más importantes. Mientras que para la categoría R1 que abarca al 35% de la población las subas serán del 26%, para la categoría R2 de la que forma parte el 37% de los usuarios el alza será del 28% y se terminará pagando una factura de $643 en promedio.

Los funcionarios negaron que estas medidas afecten al plan de inversión pautado por $84.000 millones hasta el 2021, al que consideraron vital para resolver los constantes cortes que según detallaron, alcanzan entre 20 y 25 horas por semestre y que se producen mayormente en el conurbano sur.

En octubre será el turno de la recomposición tarifaria del gas, que se ve bastante más complicada que la actualización eléctrica. En primer lugar, porque el costo de transporte y distribución se actualiza por el Índice de Precios Mayoristas (IPIM) que acumula un alza del 30,3% en lo que va del año, contra el 16% del Índice de Precios al Consumidor (IPC).

Y en segundo término porque se supone que en octubre el precio del gas por boca de pozo pasará de 4,68 dólares el millón de BTU a 5,26 dólares, tal como lo había fijado Aranguren. Si bien esto estaría casi descartado ya que el nuevo titular de energía buscaría fijar un precio que ronde los 4 dólares, habrá que ver la reacción de las petroleras que se comprometieron a millonarias inversiones a cambio de un sendero de precios al alza que iba a superar en 2019 los 6 dólares por millón de BTU

Coment� la nota