Iglesias pidió la normalización de la UCR mendocina

El ex gobernador se reunió con Gerardo Morales. Se niega a que el cobismo participe en la interna.
El ex gobernador Roberto Iglesias y otros dirigentes mendocinos plantearon ayer al presidente del Comité Nacional de la Unión Cívica Radical, Gerardo Morales, una discusión interna, sólo entre radicales, para determinar la estrategia que debe seguir esa agrupación en Mendoza.

Este paso puede ser por consenso o a través de la normalización del Comité Provincia y, una vez alcanzada esa normalización, realizar acuerdos con otros partidos políticos en los que no descartaron al ConFe de Julio Cobos. Sin embargo, Iglesias rechazó terminantemente cualquier posibilidad de que el partido cobista participe en la interna partidaria.

“Nosotros le dimos nuestro parecer sobre el camino a seguir y, fundamentalmente, hablamos de la situación conflictiva de Mendoza en la cual hubo un acuerdo entre dirigentes del ConFe -que no sabemos muy bien qué situación juegan- que ha sido resistido dentro del ConFe y, por supuesto, que ha sido resistido por nosotros. Hoy hemos lealmente planteado nuestra posición y nuestra disidencia con lo que se estaba haciendo. Esto terminó al final porque Cobos rebobinó sobre la situación y terminó, de alguna manera, abortando lo que se había avanzado, lo que nos parece, de alguna manera, que es el camino correcto”, indicó Iglesias.

En el encuentro, Morales les planteó su visión, el camino que se debe tomar hacia el futuro y con respecto a las elecciones de octubre. “Lo que le planteamos al presidente es que el camino que hay que seguir y que habría que seguir es discutir dentro del radicalismo. Es decir, los que hemos estado luchando y peleando por lo nuestro y en contra de la ida con Kirchner. Todos aquellos que hemos hecho esta dura pelea y que ahora seamos nosotros los que decidamos el destino del partido”, planteó el ex gobernador.

Los dirigentes de la Convergencia pidieron al titular de la UCR decisiones rápidas en Mendoza como responsable de la conducción nacional y provincial, ya que “el interventor es un mandante de lo que establece el comité nacional”.

Iglesias reafirmó que “en definitiva se reclama una definición propia del radicalismo sin injerencias externas como querían hacer metiendo al ConFe en la interna, lo que a Morales le pareció razonable”.

El ex mandatario sostuvo que hay que hablar con otros sectores políticos incluido el ConFe. Sin embargo, aclaró que “debe existir la garantía que da el marco de acuerdo de los partidos, no de los dirigentes que arreglamos las cosas, a veces, entre nosotros o favorablemente a nuestros intereses”.

Comentá la nota