Iglesias se juntó con Jaque y pidió frenar la voracidad fiscal de la Nación

El ex gobernador fue convocado por el titular del Ejecutivo luego de las fuertes críticas del primero a la subordinación de la Provincia con la Casa Rosada. De qué hablaron.
El ex gobernador Roberto Iglesias, después de sus críticas declaraciones sobre la actual situación financiera provincial y de su ofrecimiento al Gobierno de colaboración, se reunió ayer con el gobernador Celso Jaque con quien habló, en detalle, sobre los números de Mendoza y de la relación con la Nación y coincidieron en que hay "un abandono de las provincias".

El Gobernador lo convocó el viernes pasado después de las declaraciones de Iglesias sobre la subordinación mendocina a las políticas nacionales y le pidió que hiciera aportes, teniendo en cuenta el momento difícil en el que le tocó conducir la Provincia.

"Fundamentalmente, hemos hablado de la situación general de Mendoza, de la relación Nación-Provincia, de los inconvenientes que existen y de la visión de cada uno de cómo encarar hacia adelante. El Gobernador me planteó un pantallazo de cómo está la situación y yo, en base a mi experiencia, le di algunas ideas de lo que se debe hacer y el compromiso de trabajar todos para tratar de beneficiar y de sacar adelante los problemas que tiene la Provincia", sostuvo el ex mandatario luego del encuentro.

Insistió Iglesias que antes de que la Provincia se endeude hay que buscar otras posibilidades. Planteó las consecuencias negativas que ha tenido la falta de diálogo y de un trabajo vinculado a las finanzas en los últimos seis años entre la Nación y las provincias. Iglesias fue el último mandatario que firmó un acuerdo fiscal en 2002.

"Actualmente los propios mandatarios no se animan a requerir una nueva relación Nación-provincias, lo que es fundamental ya que de lo contrario seguirá la falta de financiamiento con los déficit que se están produciendo y con nuevos endeudamientos. Hablar de discutir una nueva Ley de Coparticipación, por las propias trabas que tiene ese debate, es muy difícil".

"Lo que se debe hacer es que todas las provincias nos juntemos con la Nación y vayamos cediendo en un diálogo maduro en la relación entre los estados. Pero esto antes que sigamos cargando con los problemas y la falta de dinero. Debemos discutir con la Nación lo que no se ha discutido ni en el Gobierno de Jaque ni en el de Cobos, porque esto es justo decirlo", dijo Iglesias.

El radical discutió con el Gobernador, dentro de ese esquema, sobre la posibilidad de negociar o buscar con la Nación un acuerdo para que el gobierno central aporte los fondos que le corresponden, entre ellos los del acuerdo de Portezuelo del Viento ya que hace 3 años que tendrían que haber realizado desembolsos importantes y no lo han concretado.

"Durante el gobierno de Cobos no se discutió nada, se hicieron promesas, el entonces gobernador y el entonces presidente se quedaron sólo con globos inflados como fue Portezuelo del Viento. Allí hay una deuda que la Nación la tiene reconocida, me la reconoció Kirchner, no sólo fue el fallo del procurador de la Nación, sino que me lo reconoció Kirchner y armamos una comisión para ver cómo pagarlo y hoy deben ser como 1.000 millones que podría estar discutiendo el Gobernador".

"Hay una serie de medidas que se pueden tomar en el marco de la relación Nación - Provincia antes de endeudarnos. La salida de los pactos fiscales fue muy buena y hay que amortiguar la voracidad de la Nación. Luego fueron acuerdos unipersonales, en los que a Mendoza le fue muy mal", expresó.

Iglesias dijo luego que está siempre dispuesto a aportar su opinión al Gobierno provincial. "Cuando el Gobernador necesite una opinión de la oposición, indudablemente la va a tener", afirmó ex mandatario.

Actualmente, el justicialismo gobernante busca el aval del radicalismo -y de los legisladores iglesistas- para aprobar en los próximos días una ley que autorice el endeudamiento de la Provincia por 520 millones de pesos, aunque aún no determina cuáles serán las herramientas de financiamiento.

Comentá la nota