La Iglesia volvió a criticar la educación sexual en las escuelas

El presidente de la Comisión de Educación del Episcopado, Héctor Agüer, denunció que "tienen una inspiración neomarxista". Criticó que se entienda a la educación sexual como "la reivindicación del derecho de fornicar lo más temprano posible, y sin olvidar el condón"
Los contenidos de la educación sexual en las escuelas fueron nuevamente objeto de críticas de parte de la Iglesia Católica de parte del arzobispo de La Plata, Héctor Agüer, en relación al "Material de formación de formadores en educación sexual y prevención del VIH/SIDA" elaborado por los ministerios de Educación y de Salud de la Nación de 300 páginas y que circula desde el 2007.

En un pronunciamiento de cuatro carillas, Agüer denunció que varios de los conceptos del material tienen "una inspiración neomarxista" y criticó que se entienda a la educación sexual como "la reivindicación del derecho de fornicar lo más temprano posible, y sin olvidar el condón".

Y agregó: "se afirma expresamente que la escuela debe orientar sobre el uso exclusivo del preservativo como único medio de protección eficaz en la relación sexual frente al VIH, tanto para los varones como para las mujeres. ¿No sería más eficaz, e indudablemente segura, la abstinencia de las relaciones sexuales prematuras e irresponsables?".

Destacó además que la orientación que se brinda "conduce a excluir la autoridad de los padres" y le adjudica especial gravedad a los conceptos sobre homosexualidad, dignidad de la mujer y el papel de la familia. Dijo, "se otorga carta de ciudadanía a la homosexualidad y sus variantes" a la vez que "se menoscaba, por no decir que se desconoce, la vocación maternal que es propia de la condición femenina".

Asimismo remarcó que "la tan mentada neutralidad religiosa del Estado en el ámbito educativo, el célebre laicismo escolar, no es compatible con la imposición de una dogmática contructivista y atea que resulta una especie de religión secular, ajena a la tradición nacional y a los sentimientos cristianos de la mayoría de nuestro pueblo".

Al respecto y sobre el "Material de formación de formadores", el ministro de Educación Sileoni explicó que se utiliza desde 2007 en las jornadas de formación docente. "Incluye textos plurales que alientan el debate. Entre ellos, de la Organización Mundial de la Salud, de UNICEF y de UNESCO. Pero no es un documento para las escuelas". El material oficial del Ministerio, para todos los niveles de educación, es "Lineamientos curriculares para la educación sexual integral", dijo, que fue aprobado el 28 de mayo de 2008 por todos los ministros de Educación del país reunidos en el Consejo Federal de Educación.

"La Ley de Educación Sexual no es una opinión. Es un marco normativo al que llega una sociedad y a partir de ella este Ministerio tiene la obligación de que se dicte educación sexual en todas las escuelas del país. Y me refiero a las 45 mil escuelas del país que incluyen a los establecimientos públicos de gestión estatal y los públicos de gestión privada".

Sileoni según informa el diario Clarín, no quiso entrar en polémica abierta con el arzobispo Aguer, pero refutó alguno de sus dichos. "De ninguna manera violentamos el ideario de las escuelas ni queremos avanzar sobre la familia sino converger con ella", dijo.

Y agregó: "En el marco de la ley de educación sexual, que no está anclada en la mera genitalidad, nosotros trabajamos en la prevención de la salud y del VIH/SIDA y nos preocupamos por evitar los embarazos en edad temprana y el abuso infantil".

Comentá la nota