La Iglesia volvió a advertir sobre el crecimiento de la pobreza en el país

El titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Casaretto, alertó que un 11% de los niños argentinos padece "hambre" y reclamó que "el diálogo se imponga sobre la confrontación en un país fragmentado"
Ayer por la noche, la Iglesia volvió a advertir sobre el crecimiento de la pobreza en la Argentina y reclamó que haya más diálogo entre los sectores políticos.

Al presentar los resultados del Barómetro de la Deuda Social Argentina, el titular de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, Jorge Casaretto, alertó que un 11% de los niños argentinos padece "hambre" y reclamó "más diálogo y menos confrontación".

"Urge consensuar políticas de Estado para afrontar la deuda social", subrayó el prelado durante la presentación de ese informe que elabora el Observatorio Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), al tiempo que reiteró que "la gente pide que el diálogo se imponga sobre la confrontación en un país fragmentado".

Además del obispo, hablaron el rector de la UCA, monseñor Alfredo Zecca, el director del Observatorio Social, Agustín Salvia, y el sociólogo Carlos Trento Fanfani. En el auditorio de la casa de altos estudios confesional, en Puerto Madero, pudo verse a la senadora Hilda Duhalde y al ex embajador José Octavio Bordón, entre otros.

También se presentó el "Barómetro de la Deuda Social de la Infancia 2007-2008", elaborado por la UCA y la Fundación Arcor, que reveló que dos de cada 10 niños y adolescentes argentinos sufrieron "con mucha frecuencia" la falta de un plato de comida. Ese informe alertó además que el 70% de niños y adolescentes pobres no tiene acceso a los servicios básicos de luz, agua potable o gas en casa, mientras siete de cada 10 no tienen cobertura de salud a través de obra social, mutual o prepaga, y casi dos de cada diez, sin cobertura, tampoco tienen un hospital cerca de su casa.

Asimismo, sostuvo que la mitad de los niños de 2 a 4 años se encuentra fuera de los procesos de escolarización, mientras el 19% de los adolescentes en los primeros años del nivel medio, y el 41% en los últimos años, no asisten o está atrasado respecto de su edad.

El Índice de Desarrollo Humano y Social: 2004 - 2007, contenido en el Barómetro, abordó el estudio del estado socio-ocupacional, político-institucional y psicológico de la población residente en los principales conglomeraros urbanos del país.

En líneas generales, precisó Salvia, el comportamiento de estos índices fue "positivo", evidenciándose mejoras generales entre 2004 y 2007. Sin embargo, el estudio de la UCA reveló que se produjo un aumento de la brecha de desigualdad a nivel social, porque el mayor progreso se registró en los estratos medios y medios bajos, quedando retraídos los sectores bajos de la estructura social.

El informe 2008 incluye condiciones materiales de vida, de acuerdo con los siguientes ítems "Hábitat, salud y subsistencia", "Acceso a recursos públicos", "Trabajo y autonomía económica". También presenta indicadores de "Condiciones de integración humana y social", "Capacidades y competencias psicológicas", "Tiempo libre y vida social" y "Confianza política".

Comentá la nota