La Iglesia y Uribe buscan más diálogo con las FARC

El cardenal colombiano Darío Castrillón, con el aval del presidente Alvaro Uribe, propuso al jefe de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), "Alfonso Cano", un diálogo en Europa, tras el asesinato del gobernador del departamento de Caquetá, Luis Francisco Cuéllar.
La oferta, revelada ayer por el religioso, aún no fue respondida por la guerrilla, que fue repudiada esta semana por organizaciones internacionales de derechos humanos por haber secuestrado y degollado al político colombiano de 69 años.

"Si hay un diálogo, podría ser aquí en Europa. Esa posibilidad la hay. El señor presidente estaría de acuerdo en que esto se realice, buscando siempre lo mejor para el país", aseguró ayer Castrillón. "No sé cuándo sería la reunión. Eso no depende de mí, sino de él", puntualizó el obispo. Además, precisó que es necesario un salvoconducto del gobierno colombiano para que Cano viaje a Europa.

Uribe, que rindió el jueves un homenaje a Cuéllar, también se comprometió a reforzar la seguridad de los 32 gobernadores del país. "Tuvimos un encuentro con el presidente, a quien acabamos de pedirle que se fortalezcan nuestros esquemas de seguridad, en especial la protección durante las horas de la noche", aseguró Eduardo Verano, gobernador del departamento de Atlántico y vocero de la Federación de Gobernadores. Uribe ordenó a la Policía que adopte un refuerzo en todas las medidas especiales y de protección para garantizar la vida de los mandatarios locales y sus familias, dando prioridad a los que gobiernan en zonas con influencia de grupos armados ilegales.

Comentá la nota