Iglesia: "Lucha contra la pobreza es más importante que Ley de Medios"

Iglesia: "Lucha contra la pobreza es más importante que Ley de Medios"
El obispo Jorge Casaretto advirtió que "no hay ninguna ley importante" antes que la marginalidad. En tanto, Jorge Bergoglio también fue duro con el Gobierno y pidió que "haya diálogo para no tirar la patria a la marchanta".
El presidente de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, obispo Jorge Casaretto, advirtió este sábado que "no hay ninguna ley tan importante", incluida la iniciativa oficial de medios de comunicación, "que ponga a las sombras de la discusión política la lucha contra la pobreza y la exclusión escandalosa en el país".

"La ley de medios puede ser muy importante, pero no puede haber ninguna discusión que ponga en la sombra la lucha contra la pobreza y la búsqueda de políticas para ver cómo hacemos para que todos tengan educación y trabajo", aseveró el prelado al inaugurar la XII jornada de Pastoral Social que se realiza en el Colegio "San Cayetano" del barrio porteño de Liniers.

Sin criticar directamente al Gobierno, Casaretto insistió en que "la prioridad a discutir debe ser cómo hacemos para que todos tenga educación, cómo hacemos para que todos tenga trabajo, cómo hacemos para que toda dimensión del intercambio económico, social y político esté regulado por un marco ético. Este es el camino", señaló.

Al presentar ante medio millar de dirigentes políticos y sociales el documento "Hacia un bicentenario en justicia y solidaridad", el obispo subrayó que "la gran llamada, el clamor" de ese texto que el Episcopado presentó en noviembre pasado es "que en la Argentina es un escándalo que haya pobreza y exclusión social, y que éste debe ser el eje de trabajo de todos los argentinos para el bicentenario".

A su vez, estimó necesario "acordar seriamente algunas políticas de Estado", y reveló que la Iglesia trabaja en un proyecto "para dar una respuesta urgente a la pobreza, a través de un programa universal".

Para clausurar las jornadas, tomó la palabra el cardenal Jorge Bergoglio urgió a instalar una nueva cultura del encuentro a través del instrumento del diálogo para "no malversar, ni tirar la Patria a la marchanta"

"El peor riesgo, la peor enfermedad, es homogeneizar el pensamiento, el autismo del intelecto, del sentimiento, que nos lleva a concebir las cosas dentro de mi burbuja, por eso es importante recuperar la alteridad y el diálogo", aseguró el purpurado.

Ante esto, Bergoglio aseguró que "el diálogo es el instrumento privilegiado para romper todo aquello que nos abroquela, para romper las ideologías clausuradas, y abrir horizontes atrás de la pequeña transcendencia que supone escuchar al otro y que el otro me escuche".

El arzobispo concluyó que "sin diálogo, vamos a terminar diciendo: 'Se nos murió la Patria', y es muy triste ser huérfanos de Patria, luego nos vamos a dar cuenta, y será tarde".

Comentá la nota