La Iglesia logró recomponer el diálogo entre médicos y el PE

Con el arzobispo Luis Villalba como intermediario, los ministros de Salud y de Gobierno se reunieron ayer con los autoconvocados. Los funcionarios se comprometieron a analizar los reclamos de la salud
No hubo una propuesta concreta del Gobierno respecto al tema salarial y los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad señalaron que, por el momento, sigue firme la decisión de iniciar mañana un paro por tiempo indefinido.

Sin embargo, ayer la Iglesia Católica tucumana logró que las partes retomen el diálogo, algo que, en las últimas semanas, venía brillando por su ausencia, pese a que constituye un instrumento vital para la superación de cualquier conflicto.

Durante tres horas, con monseñor Luis Villalba como mediador, los ministros de Gobierno, Edmundo Jiménez, y de Salud, Pablo Yedlin, se sentaron en una misma mesa con un grupo de delegados de la salud para intentar acercar posturas.

La reunión, que comenzó a las 10.00 y se extendió hasta las 13.00, tuvo lugar en la sede del Arzobispado, en avenida Sarmiento y Salta, y también contó con la presencia del vicario general de la Arquidiócesis de Tucumán, Melitón Chávez.

Tanto los funcionarios como los referentes de los autoconvocados coincidieron en que la audiencia con los religiosos fue positiva y se mostraron esperanzados respecto a la posibilidad de encontrar una salida al conflicto.

El Gobierno se comprometió a analizar el petitorio de los autoconvocados que, entre otros puntos, contempla el reclamo de un aumento del 100 por ciento en la base empleada para calcular el salario básico de la sanidad, llevándola de 250 a 500 pesos, el pase a planta permanente de 3 mil contratados y el reintegro de los descuentos de haberes por los días no trabajados.

Además, se acordó que el próximo martes, a la misma hora y en el mismo escenario, las partes volverán a reunirse para evaluar propuestas concretas.

Mientras tanto, los médicos advirtieron que no levantarán el paro por tiempo indefinido convocado a partir mañana, cuando a las 13.00, durante una asamblea en el hospital Obarrio, las bases definirán los pasos a seguir.

El mensaje de la Iglesia

En la reunión con los funcionarios y los profesionales, el arzobispo Villalba instó a las partes a buscar una salida a través del diálogo, "recuperando la confianza mutua" y "priorizando el bien común".

"El Arzobispo pidió que acerquen posiciones en base al bien común, que se vayan aportando medidas concretas para resolver sus diferencias y les explicó el sentido profundo y concreto del diálogo, en qué consiste el mismo y cómo debe plantearse en la sociedad civil, como instancia superadora y de unidad", dijo monseñor Chávez a EL SIGLO.

El religioso comentó que "cuando comenzó la reunión, parecía que las posturas (de las partes) eran irresolubles, pero a medida que fue transcurriendo el diálogo, poco a poco, comenzó a surgir una expectativa de acercamiento y hubo un compromiso, tanto del Gobierno como de los médicos, de concretar medidas que permitan salir de este conflicto. El Arzobispo fue escuchado y somos optimistas sobre la posibilidad de que el diálogo y el entendimiento nos lleven a buen puerto, porque hubo compromisos serios de las partes de concretar medidas que permitan salir de este conflicto El bien común tiene que orientar nuestras acciones concretas", agregó el prelado.

Finalmente, Chávez dijo que "la mediación de la Iglesia pretende que el camino sea el diálogo y que cada paso que se vaya dando sea concreto y no que solamente haya promesas y palabras de un lado o del otro".

Por su parte, Yedlin afirmó que la expectativa del Gobierno tras la reunión "es la mejor, porque el diálogo es el que llevará a una salida. El obispo se mostró preocupado por la salud de los tucumanos y pidió que este conflicto se arregle cuanto antes, y eso es lo que todos queremos y hay buena voluntad de las partes", acotó.

El funcionario dijo que, junto a Jiménez, "se van a analizar todas las posibilidades, a partir de los planteos de los autoconvocados, para acercar alguna propuesta la próxima semana. Creo que estamos en el camino de ir destrabando las cosas, no sabemos si el martes se superará el conflicto definitivamente, pero lo positivo es que se logró retomar el diálogo", enfatizó.

Paro confirmado

A su turno, el médico Jorge Ramaziotti, quien integró la comitiva en representación de los autoconvocados, coincidió en que "fue una reunión muy positiva, porque el Arzobispo y monseñor Chávez crearon un ámbito distendido para retomar el diálogo y las negociaciones con el Gobierno. Todos pudimos expresar nuestro punto de vista abiertamente, sin resignar posturas, pero en un clima de entendimiento", subrayó.

El galeno del hospital Padilla opinó que "el hecho de que el Poder Ejecutivo haya asistido a la reunión demuestra un cambio de actitud, con mayor predisposición a sentarse a dialogar para escuchar y buscar alternativas y propuestas".

Por último, Ramaziotti confirmó que este lunes "comenzará el paro por tiempo indefinido, con asistencia a los hospitales, tal como estaba previsto, hasta las 13.00, cuando se reúna la asamblea convocada en el hospital Obarrio y se pueda transmitir el resultado de esta reunión a los trabajadores de todos los hospitales para que tomen una decisión".

Comentá la nota