La Iglesia llamará a nueva reunión entre los médicos y el PE

Monseñor Melitón Chávez confirmó que la audiencia, que será presidida por el arzobispo Luis Villalba, se concretará la semana entrante. Los autoconvocados de la sanidad elevaron ayer una nota a la Iglesia solicitando retomar el diálogo con el Gobierno, a la espera de una mejor oferta salarial.

El arzobispo Luis Villalba intentará la próxima semana recomponer el diálogo entre los médicos y empleados autoconvocados de la sanidad y el Gobierno provincial, en el marco del conflicto salarial que lleva dos meses largos y mantiene paralizada la atención de los consultorios externos y cirugías programadas en los hospitales públicos.

Por pedido de los profesionales, quienes ayer le remitieron una nota solicitándole que retome la mediación en el conflicto, el prelado convocará a una nueva reunión entre las partes en los próximos días.

Así lo confirmó a EL SIGLO monseñor Melitón Chávez, Vicario General de la Arquidiócesis de Tucumán, quien acompaña a Villalba en la misión de ser un nexo entre los galenos y el Poder Ejecutivo.

"Todavía no se llegó a un acercamiento, pero seguramente se concretará una nueva reunión la semana entrante, a partir de un pedido por escrito de los autoconvocados. Una vez que monseñor Villalba se interiorice sobre esta nota, inmediatamente se comunicará con las partes para acordar el día y hora del encuentro", precisó el sacerdote.

Monseñor Chávez reiteró que "la única salida a esta situación es el diálogo, que es lo que hay que alentar". Y, en ese sentido, opinó que "el hecho de que desde una de las partes haya pedido una nueva reunión es una señal de esperanza, que indica que se puede seguir avanzando en la búsqueda de una solución.

El religioso consideró que "es el momento de ir concretando un diálogo con soluciones prácticas y que permitan terminar con el conflicto".

A propósito, dijo que la próxima reunión entre los médicos y el Gobierno "debe ser una instancia superadora y conciliadora, que el diálogo avance con hechos concretos de las dos partes. Juntarnos otra vez a debatir exactamente lo mismo que la última vez no sirve de nada. Todos estamos esperando avanzar y ver una salida", concluyó.

Como se recordará, en la primera reunión realizada en el Arzobispado, el pasado 15 de septiembre, los ministros de Economía, Jorge Jiménez, de Gobierno, Edmundo Jiménez, y de Salud, Pablo Yedlin, ofrecieron un aumento de 20 pesos en la base de cálculo salarial, para llevarla de 250 a 270 pesos, además del pago del ítem Responsabilidad Médica a todos los profesionales del nivel A (los que cuentan con título universitario).

Los autoconvocados rechazaron la propuesta y, como contraoferta, exigieron un incremento del 100 por ciento en la base empleada para determinar el básico del sector (elevándola a 500 pesos) y el pase a planta permanente de 3 mil contratados antes de fin de año. Desde entonces, no hubo un nuevo acercamiento entre las partes. Mientras que los médicos endurecieron las medidas de fuerza, con un paro por tiempo indefinido en los hospitales y CAPS, el Ejecutivo presentó una denuncia penal para que se investigue a los galenos por posible abandono de persona.

Condicionamientos

En la nota remitida a Villalba, los profesionales de la sanidad remarcaron su predisposición de dialogar, aunque dejando en claro que en la nueva audiencia el Gobierno deberá llevar una propuesta superadora a la rechazada anteriormente.

"La predisposición a darle solución a este conflicto siempre está de parte de los autoconvocados, al margen de las protestas; pero las autoridades saben que lo que va a destrabar el conflicto para seguir dialogando es un compromiso para avanzar con recomposición salarial seria", explicó Julián Nassif, vocero de los autoconvocados.

Tal como adelantó este diario en su edición de ayer, una comisión de los autoconvocados de la sanidad, integrada por Estela Di Cola, Adriana Bueno y Jorge Ramacciotti viajó ayer a la Capital Federal, donde en las próximas 48 horas se reunirán con parlamentarios nacionales de la oposición y visitarán distintos medios de prensa para informar a la comunidad sobre la crisis de la sanidad.

Di Cola informó que también tienen previsto reunirse con el Defensor del Pueblo de la Nación, Anselmo Sella. "Queremos que en el plano nacional se conozca lo que está pasando en Tucumán para ver si ayuda a superar el conflicto", explicó.

Comentá la nota