¿La Iglesia enojada con Pepe?

Si es algo que caracteriza a Jose Scioli es su preocupación por mantener un contacto fluido con la Iglesia Catolica. Destina mucho de su tiempo en atender y escuchar la problematica de la misma.
Mantiene reuniones semanales con la mayoria de los obispos para interiorizarse de lo que sucede en las diócesis y para saber la visión de la Iglesia en los temas de actualidad.

Sin embargo algunos empleados de la Secretaria General parecen no estar en la misma sintonia, por cuanto Andrea Radawich y Silvia Flossy se han dedicado a intimar a varios sacerdotes a cumplir requisitos inexistentes y de extremada rigurosidad, argumentando que los pide el presidente del Tribunal de Cuentas de la Provincia,lo que ha generado algun grado de malestar, por la intransigencia en no explicar como debe cumplirse con los requisitos requeridos.

En tal sentido desde algunas dependencias la Iglesia han consultado con el Tribunal y manifestaron que "....las exigencias son falaces, por cuanto nosotros revisamos solamente despues de cerrado el ejercicio no antes...." Evidentemente en la secretaria General no todos juegan en el mismo equipo, y lo que el hermano del Gobernador construye con sacrificio, sus empleados lo destruyen con inoperancia

Comentá la nota