La iglesia dice que hacen falta casi 13.000 millones para combatir la pobreza

Presentó su propuesta de un ingreso para la niñez de todo el país: apunta a los hijos de desempleados y empleados en negro y a embarazadas en situación de "vulnerabilidad social". Unos $ 2.700 millones saldrían de los planes de Jefes y Jefas de Hogar. En La Rioja, casi el 90 por ciento de la gente admite que la pobreza aumenta de modo permanente.

Mientras el oficialismo, la oposición y algunos grupos de izquierda que mantienen una relación oscilante con el Gobierno polemizan sobre cómo deberían implementarse nuevos programas sociales, la Iglesia presentó hoy su propia propuesta para lograr un ingreso universal para la niñez. El programa asume que, de partida, se necesitan 12.900 millones de pesos al año para combatir la pobreza, y plantea que unos 2.700 millones salgan de los actuales planes Familias y Jefes y Jefas de Hogar.

Los lineamientos básicos del programa –denominado Ingreso BIEN (Ingreso Básico para la Igualdad y la Equidad en la Niñez)- fueron dados a conocer poco antes de que el presidente de la UCR, Gerardo Morales, y su par de la Coalición Cívica, Lilita Carrió, se reunieran con monseñor Jorge Casaretto, el titular de la comisión de Pastoral Social de la Iglesia.

La propuesta de la Comisión Nacional de Justicia y Paz es, básicamente, la de ampliar las actuales asignaciones familiares por hijo a los desocupados y empleados en negros, así como a las adolescentes embarazadas en situación de vulnerabilidad social, aunque con un monto de $180 mensuales. Es decir que no propone reemplazar todo el sistema de asignaciones, como quiere Carrió, sino crear un programa complementario, más cerca de las propuestas del oficialismo.

Pese a ello, tras reunirse con Casaretto, Carrió y Morales celebraron su acuerdo con la Iglesia en torno a la necesidad de "universalizar" el ingreso a la niñez, aunque reconocieron que difieren en cuanto a "la metodología de implementación" y financiamiento.

El plan de la Comisión apunta a "establecer igualdad de oportunidades para el desarrollo humano y tender a una seguridad social para todos" y la propuesta ya está siendo enviada tanto al Poder Ejecutivo como al Legislativo, según informó la Comisión en un comunicado.

"Sabemos que un derecho universal no soluciona totalmente el problema de la pobreza. Este derecho deberá ser complementado con otras políticas públicas y sostenido por el apoyo de la sociedad civil en su conjunto. Pero hay que corregir la desigualdad de origen que existe hoy y además cumplir con lo que mandan la Constitución, los Tratados y las Leyes en torno a la protección de la niñez", expresó su titular, Eduardo Serantes.

Los destinatarios del denominado Ingreso BIEN serían todos los argentinos de hasta 18 años. Según sus promotores, el programa incorporaría a unos seis millones de niños que hoy no reciben asignación familiar. El ingreso consistiría en una asignación mensual de $180 por hijo que se actualizaría con el sistema de asignación familiar por hijo vigente.

La propuesta es que el programa sea instrumentado por la ANSeS a través de una "Tarjeta de Seguro Social". Tendría un costo de $12.900 millones, de los que 2.700 millones saldrían de de los programas Familias y Jefes y Jefas de Hogar, lo que implica que se necesitaría un financiamiento adicional de $10.200 millones, equivalentes al 4,4% del Presupuesto Nacional y el 0,9% del PBI.

Comentá la nota