Iglesia dice que "deuda social no admite postergación"

El arzobispo de la ciudad de Santa Fe y flamante vicepresidente segundo del Episcopado, José María Arancedo, advirtió que en el "mundo en que nos toca vivir se impone la muerte"
Al brindar un tradicional mensaje de Navidad, el prelado incluyó una de los habituales llamados de atención de la Iglesia sobre las desigualdades sociales.

"Jesucristo viene con un mensaje para el corazón de cada hombre llamado a cambiar", aseguró Arancedo y subrayó que el "mundo en que nos toca vivir se impone la muerte, el egoísmo y una deuda social que no admite postergación".

Luego, señaló que estas fiestas deben servir para recuperar valores como "la justicia, el amor, la solidaridad, erradicar la mentira y todo lo que se opone a la verdad".

Además, llamó a "redescubrir el significado de la Navidad" y "reencontrarse en la conciencia".

El obispo de Santa Fe fue elegido vicepresidente segundo del Episcopado en la Asamblea Plenaria que se realizó en diciembre pasado en la casa de retiros El Cenáculo de Pilar.

Comentá la nota