La iglesia se declaro en contra de la megamineria

Infoglaciar - En un comunicado de prensa el obispo de Comodoro Rivadavia, Virginio Bressanelli, junto con las Comisiones Diocesanas de Pastoral Social y de Pastoral Aborigen, transmitieron a el gobernador Das Neves su opinion respecto de la explotación minera a cielo abierto y la utilización de explosivos e insumos tóxicos en Chubut.
"No nos oponemos a la actividad minera en sí, que, en determinadas condiciones y con determinadas tecnologías, nos suministran muchos bienes necesarios para el funcionamiento del sistema económico y social del país.

Nos oponemos a la megaminería o minería a cielo abierto, con uso de explosivos y de insumos tóxicos cuyo poder de contaminación y producción de desechos, traen efectos devastadores de los bienes naturales como el agua, el suelo, el aire y la luz.

Bienes esenciales a la vida humana y al adecuado desarrollo de la misma en armonía con la naturaleza, bienes a los que tienen derecho cada persona y todas las generaciones tanto actuales como futuras", señala el extenso documento dirigido al gobierno de Chubut, legisladores y autoridades del Poder Judicial como así también a la comunidad eclesial y comunidades e instituciones de Chubut en general.

Medio Ambiente

Los excesos en perjuicio del medio ambiente que cometieron distintas empresas mineras, la utilización indiscriminada del uso del agua, el uso de químicos tóxicos y el pasivo ambiental, la alteración del hábitat de las comunidades aborígenes, el escaso beneficio económico que se aportaría a Chubut, la inadecuada legislación minera y la ausencia de información completa y de debate público que implique a funcionarios y legisladores responsables de la toma de decisiones.

Y para afrontar esta situación, proponen que se suministre más información y haya debate público, que se haga y una revisión total y reformulación de la legislación minera, que se implemente una red de monitoreo ambiental y se realicen estudios epidemiológicos para averiguar las enfermedades y causas de muerte de las personas que permitan detectar, en cualquier lugar de la provincia, sobre todo en zonas mineras, cualquier anomalía o exceso de casos, y poder así aplicar las correcciones necesarias e incluso suspender actividades que amenazaran la salud y la vida de las personas.

Propuesta

Proponen al gobierno velar por la preservación de los modos de vida propios de las Comunidades Indígenas, formalizar el principio del agua como derecho de todo ciudadano, y por ende regular su utilización y defender las cuencas acuíferas superficiales y subterráneas, impidiendo el uso y derroche de agua dulce en emprendimientos mineros o afines y promover actividades productivas que beneficien a la región, capaces de mantenerse en el tiempo, sin depredar la naturaleza.

La mineria no es la única salida

"Creemos que la minería no es la única salida económica para la meseta patagónica, tanto más que es una solución no sostenible en el tiempo. Necesitamos promover actividades genuinas, legales, acordes al lugar, respetuosas del medio ambiente y de largo alcance", sostienen. Al tiempo que reafirman la vigencia de la Ley Provincial Nº 5001 sobre la suspensión en Chubut de actividades mineras de las características mencionadas.

"Ser inflexibles en asegurar la protección del ambiente para cualquier actividad minera posible (aún las que aparentemente no entrarían en el rubro cuestionado), en todas las etapas del proceso extractivo, desde su prospección, exploración, extracción, almacenamiento y cierre de la mina, como también en los procesos posteriores del tratamiento del mineral y el destino de los residuos. La participación e implicación real de la población en la cuestión minera alejará el temor que los estudios de impacto ambiental abriguen vacíos técnicos o se transformen en meras formalidades".

Comentá la nota