La Iglesia criticó la "tardía" reacción oficial

La Iglesia católica consideró como "tardía" la reacción del Gobierno en asumir la gravedad de la situación planteada por el avance de la gripe A. En ese marco, reclamó "extremar los cuidados y asumir las responsabilidades" para hacer frente a la pandemia.
"La emergencia sanitaria (actual) requiere extremar los cuidados y asumir las responsabilidades de una situación que, tal vez tardíamente, registraron su gravedad las autoridades a nivel nacional", aseveró el vicepresidente segundo de Episcopado, José María Arancedo.

El prelado consideró, en una habitual reflexión para los medios locales, que la gravedad de la situación demanda "el esfuerzo de todos‘ para poder ‘superar esta emergencia".

Mientras, ocho obispos bonaerenses pidieron a los feligreses que "colaboren con generosidad en acompañar en estos momentos a los que sufren" y manifestó la necesidad de tener en cuenta las disposiciones de las autoridades sanitarias.

Además, reiteraron que en la provincia no se suspenden las misas, pero siguen vigentes las sugerencias para no realizar el saludo de la paz y optar por recibir la comunión en la mano.

En tanto, la Acción Católica Argentina sugirió a sus militantes y dirigentes ser "solidarios y comprometidos en esta situación", respetando "las normas de prevención" del Ministerio de Salud nacional.

Entre las recomendaciones, la Acción Católica exhortó a colaborar "limitando las reuniones sociales y recreativas, en especial los jóvenes, ofreciendo la no asistencia a lugares bailables, recitales y demás que concentran en muy pocos metros cuadrados a una multitud de personas".

Comentá la nota