Identifican a un tercer terrorista de los atentados en París: se llamaba Foued Mohamed Aggad y tenía 23 años

Identifican a un tercer terrorista de los atentados en París: se llamaba Foued Mohamed Aggad y tenía 23 años

La policía francesa aseguró que fue uno de los atacantes en la sala Bataclan; era residente de Estrasburgo y había estado en Siria en 2013

PARÍS.- Un tercer terrorista que participó en el atentado del pasado 13 de noviembre a la sala de conciertos Bataclan en París fue identificado por la policía francesa, según informaron hoy medios franceses.

Se trata de Foued Mohamed Aggad, un francés residente de Estrasburgo de 23 años que había viajado a Siria a finales de 2013 junto a un grupo de amigos. La mayoría de ellos fueron detenidos en 2014 a su vuelta a Francia, pero él se quedó en aquel país, indicó una fuente policial.

Mientras Aggad fue identificado a fines de la semana pasada, tras la comparación de su ADN con el de varios miembros de su familia, los otros dos asaltantes kamikazes de la sala de espectáculos parisina habían sido reconocidos con anterioridad. Se trata también de dos jihadistas franceses, originarios de la periferia de París: Omar Ismail Mostefai, de 29 años, y Samy Amimur, de 28 años.

Los tres participaron del ataque a la sala Bataclan, donde murieron 90 personas, y se suicidaron ante la llegada de la policía. Aquella fatídica noche, en la capital francesa se sucedieron otros atentados que costaron la vida de un total de 130 personas.

Viaje a Siria

La policía informó que Aggad viajó a Siria junto a un grupo de siete estrasburgueses, de entre 23 y 26 años, que fueron detenidos en mayo de 2014 en la ciudad. La fiscalía había pedido en octubre pasado que el caso sea enviado al Tribunal correccional ante la sospecha de asociación ilícita en relación con un grupo terrorista.

Se cree que el grupo partió el 17 de diciembre de 2013 en avión de Fráncfort (Alemania) hasta Antalya (Turquía) y viajó a Siria, donde murieron dos de ellos, los hermanos Murad y Yasin Budjelal.

Fueron reclutados por Murad Farés, un hombre conocido por ser uno de los principales captores de jihadistas franceses a través de las redes sociales. Los jóvenes, que aseguran haber ido a Siria con un fin humanitario, eran sospechados de haberse unido a las filas del Estado Islámico (EI).

Durante la investigación, explicaron haber sentido horror de lo que descubrieron en Siria y volvieron de forma escalonada a partir de febrero de 2014.

Agencias AFP y DPA

Coment� la nota