Ideas que no envejecen.

En su paso por Bariloche, el ministro provincial de Producción, Juan Acattino, respaldó la creación de un Polo Productivo, Industrial y Tecnológico para Bariloche -ideado y hasta previsto por ordenanza desde mediados de los '80- al que calificó como de "vital importancia" para el desarrollo de la ciudad.
Ayer participó de una reunión con representantes del Ejecutivo municipal, de la Cámara de Comercio e Industria de Bariloche y la directora nacional de Industria, Mirta Díaz en la que se esperaba conocer novedades sobre la posibilidad de financiamiento para desarrollar la infraestructura del lugar. Fotos de Alejandra Bartoliche.

Bariloche recibió ayer la visita de la directora nacional de Industria, Mirta Díaz, de quien se esperaba conocer novedades sobre las gestiones realizadas en forma conjunta desde la Cámara de Comercio e Industria local y el Ministerio de Producción de la provincia para obtener financiamiento nacional para la infraestructura necesaria para instalar el polo productivo en Bariloche.

El ministro de Producción, Juan Acattino, definió que el polo productivo es de "vital importancia para el desarrollo económico de la ciudad y de la provincia" y afirmó que hay empresas que están "desesperadas por salir del centro" para ampliar la producción y desarrollarse.

El proyecto de dimensiones ambiciosas, se desarrollaría en 400 hectáreas ubicadas en la zona de chacras del ingreso Este de la ciudad y ya contaría con el aval de más de 100 empresas que se habrían inscripto en un registro que lleva la cámara del sector para comprar un espacio.

El objetivo del traslado de las empresas productoras sería descongestionar el centro de la ciudad relocalizándolas en un lugar específico para evitar que cada emprendimiento resuelva el espacio por su cuenta y se continúe dispersando desordenadamente.

Para que el proyecto avance debería destrabarse, por un lado, la gestión de la compra de las tierras que pertenecen al mismo propietario con quien la municipalidad perdió un pleito judicial por las tierras donde se construyó la Circunvalación. Por otro lado, el Estado deberá resolver cómo hacer llegar los servicios y cómo generar la infraestructura necesaria en el lugar que promete convertirse en una pequeña ciudad productiva, industrial y tecnológica.

A pesar de la urgencia de una parte del sector, una de las barreras que hasta el momento estaría conteniendo una nueva dispersión de las empresas son los beneficios impositivos, nacionales y provinciales, que está gestionando el municipio y la provincia, y que obtendrían al ubicarse en un polo de las características que se plantea.

Según comentó Acattino, la posibilidad de financiamiento de la infraestructura que amerita el proyecto sería uno de los temas centrales de la reunión con la directora de Industria que se realizaba en la sede de la Cámara de Comercio e Industria de Bariloche a altas horas de la noche de ayer.

El proyecto de Polo Productivo, Industrial y Tecnológico de Bariloche es un tema que lleva una larga discusión en la provincia y en la ciudad y en su momento generó diferencias de fondo respecto al tipo de industrias que se instalarían.

En esta oportunidad, aparentemente se trataría de la unión del proyecto de Parque Tecnológico de la Subsecretaría de Ciencia y Tecnología de la provincia y el proyecto de Polo Productivo, Industrial y Tecnológico de la municipalidad y contaría con una alianza estratégica importante con la Cámara de Comercio e Industria de la ciudad.

El perfil del Polo

El ministro Acattino afirmó que las empresas que se instalarían en el lugar serían de distinto tipo y complejidad que serían organizadas ubicando las industrias que tienen que ver con empresas de base tecnológica y luego "vendrán industrias no tan limpias y después las menos limpias aún".

El Digital consultó acerca de a qué se refería con "industrias no tan limpias y menos limpias aún" a lo que el ministro señaló que "estamos muy acostumbrados a que la industria es la chocolatera o la de productos que no generan mayor inconveniente o residuos y demás pero hay otras industrias que San Carlos de Bariloche necesita para su desarrollo".

Al respecto, agregó que hacía referencia a actividades como aserraderos y madereras, fábricas de caños y fábricas de muebles.

"No estamos hablando de una industria que vuelque efluentes sin tratar porque ninguna lo puede hacer", aclaró y aseguró que la provincia de Río Negro es pionera en la protección del medio ambiente. "Río Negro ha dado una muestra muy clara de su preocupación por la preservación del medio ambiente", afirmó y agregó que esto le da "un tinte que la hace distinto a las otras provincias".

En este sentido, aseguró que las nuevas industrias que buscan instalarse en Río Negro no pueden "prosperar" si no cuentan con planta de tratamiento de los residuos industriales que "son tan caras como la industria" y esto le daría una ventaja comparativa a Neuquén y La Pampa que Acattino desestimó porque no se compara con el cuidado del río.

"Hoy no tenemos vuelcos de efluentes de la industria petrolera al Río Colorado, hace bastante tiempo que lo hemos eliminado y ahora estamos tratando que no se contaminen las napas freáticas. Esa es una lucha que tenemos con la industria petrolera", reconoció para concluir.

Comentá la nota