"La idea no es refundar Mar del Plata, sino mejorar día a día lo que se pueda"

La seguridad, el tránsito, la vivienda y el transporte público son para el nuevo Secretario de gobierno, Ariel Ciano, las prioridades a atender. "Las políticas sociales también se sustancian en el mejoramiento de las pequeñas cosas", dijo en una entrevist
Ariel Ciano (38), flamante secretario de Gobierno, es uno de los funcionarios más jóvenes de la actual gestión municipal. Acaba de asumir en uno de los puestos más calientes y que exigen una entrega total.

Luego de su labor como fiscal adjunto, más tarde en la Defensoría Oficial y últimamente en la de Defensa del Consumidor ha logrado superar aquello que significa ser "hijo de". Su padre, comunicador y periodista prestigioso de Mar del Plata y el interior del país, Vicente "Cholo" Ciano, fue justamente uno de los más emocionados al verlo asumir en el puesto de secretario de Gobierno, dejado vacante por Juan Guiñazú. "Apenas terminó la asunción, ya había que ponerse a trabajar. Creo que pasaron pocos minutos", dice Ariel Ciano a LA CAPITAL con un semblante que refleja el cansancio propio de la función y la alegría por los desafíos que llegan permanentemente.

-¿Con qué se encontró cuando entró a su oficina por primera vez?

-Me encontré con muchos papeles, mucho trabajo. Pero lo sabía. Veía trabajar a Juan y sabía que es un puesto que demanda mucho, con una gestión que hace un culto de lo que es el trabajo. Dos ejemplos, el otro día tuvimos el desgraciado homicidio del ex bombero y en un día se gestionaron reuniones con dos ministros en La Plata. Y ahora el intendente estuvo con el interventor de Aerolíneas Argentinas por más vuelos, reunión que se tuvo que confirmar en horas. El tema de la perseverancia y el trabajo son claves en este puesto porque la Secretaría de Gobierno debe resolver muchos temas, desde el transporte, el tránsito, la relación con las delegaciones municipales, los juzgados de faltas y muchos más...

-La ciudad reclama solución a los más diversos temas...

-Sí y creo que hay que trabajar mucho para mejorar. La idea no es refundar Mar del Plata, sino mejorar día a día todo lo que se pueda.

-Como por ejemplo en la seguridad. ¿Qué se puede hacer desde la Municipalidad para cambiar el panorama?

-La seguridad no es una responsabilidad específica de la Municipalidad. Sin embargo tenemos que ser un canal de comunicación de la gente y tratar de resolver lo que esté a nuestro alcance. Por ejemplo se está proyectando un centro de prevención de adicciones en menores de edad. Junto con la Secretaría de Desarrollo Social, secretario de Salud y con el apoyo de Abuelas de Plaza de Mayo. La idea es trabajar fuerte con los menores para tratar de generar una política de inclusión social. Hay que contener, porque la solución pasa por ahí.

-¿Es hoy por hoy la mayor preocupación de este gobierno?

-Es la que necesita una solución rápida porque es la que afecta a todos los marplatense. La preocupación más fuerte es lo que pueda hacer el municipio con la cuestión de la inseguridad. Nosotros la hemos encarado muy fuerte, generando política de control o erradicación de adicciones en los menores, o reclamando para puntos específicos de la ciudad la presencia de Gendarmería, por ejemplo. Incluso acabamos de firmar un convenio con la Universidad Tecnológica Nacional para colocar 20 cámaras de seguridad en puntos estratégicos de la ciudad.

-Es fácil suponer que tras la vapuleada seguridad, vienen problemáticas como las viviendas, el transporte público, el empleo...

-Bueno, la Oficina Municipal de Empleo fue felicitada por autoridades nacionales. Se está gestionando muy bien el empleo para marplatenses. Y esa es una de las patas que sostienen la idea de una mejor seguridad. Inclusión social, crecimiento de empleo, política de salud muy fuerte y prevención de las adicciones, y por supuesto luego presencia policial para disuadir. Creo que la Municipalidad está, dentro de sus límites de competencia, haciendo las cosas bien.

-Desde el mes de enero, un grupo de familias marplatense ocupó viviendas en el barrio El Martillo. Más allá de las formas de reclamo, que ya ha sido castigada por la Justicia, el hecho demuestra, para quienes lo desconocían, que en Mar del Plata hay gente que vive muy mal... ¿Cuál es su opinión?

-La crisis de vivienda de Mar del Plata es inocultable y es en otro tema en el que la Municipalidad está un poco atada de manos. Por lo pronto ayudamos a la gestión de las viviendas para las miles de familias que tienen problemas habitacionales. Controlamos los listados, mandamos asistentes sociales y fundamentalmente damos voz al reclamo de los vecinos. En este tema específico buscamos mediar, para una mejor solución.

Tránsito descontrolado

Con la comodidad que su despacho puede ofrecerle entrada la tarde, cuando el flujo de gente desfilando es menor, el nuevo secretario de Gobierno de Gustavo Pulti destaca el gran desafío que supone mejorar el tránsito.

-Queremos trabajar fuerte en el control del tránsito. Lo que hay que ver es cuáles son los puntos en conflicto más salientes. Por ejemplo la doble fila y el exceso de velocidad. A mucha gente le pueden parecer temas menores pero no lo son. La doble mano muchas veces entorpece el tránsito de una ambulancia. No es menor, insisto. Hay que generar nuevos acuerdos de convivencia. Es un problema de prevención y de educación. Hay que pensar que quien deja en doble fila el auto, mañana estará siendo él entorpecido. Es paradójico que pase en la puerta de los colegios, el lugar al que el automovilista que infringe la ley está llevando a su hijo para que lo formen. Y hay que crear conciencia, educar. Estamos trabajando en eso con folletos y coordinando con docentes y los padres para crear conciencia.

-Tránsito es el organismo más criticado por la gente. Tal vez porque es, de los que tienen la obligación de controlar, el que más a la vista está y el que tiene que lidiar con un problema complicado. ¿Hay incompetencia o falta personal?

-Todos estamos con déficit de personal. Pero es relativo y hay que entender la coyuntura. Siempre se va a requerir más personal. Lo fundamental es que con la gente que tenemos trabajemos mejor. Por ejemplo, el tema de alcoholemia se trabajó muy bien. Y ¿por qué se hace en determinadas horas? Porque creemos que la idea no es molestar al padre de familia que salió a cenar y vuelve a su casa. La idea es combatir muy duro la combinación de alcohol y velocidad que generalmente se da a la madrugada. No queremos perseguir la alcoholemia en horario diurno ni en las primeras horas de la noche. Y se ha bajado el índice de mortalidad en accidentes de tránsito.

-¿Dónde va a parar el dinero de las multas por alcoholemia?

-No hay ninguna duda con eso. En general las multas que aplican los juzgados de faltas van a parar a la administración central, salvo cuestiones específicas de Defensa del Consumidor y las que tienen que ver con las del registro de bebidas alcohólicas. Que a la gente le quede claro que no deseamos que haya más infracciones, porque eso nos demuestra que hay más gente manejando por encima del nivel de alcohol permitido. Es simple.

-¿Cuándo se solucionará el problema del transporte público de pasajeros?

-Hay dos temas en los que estamos trabajando con los empresarios del transporte. Vamos a exigir el cumplimiento de la colocación de rampas para discapacitados. De hecho nos han confirmado que en los próximos días se colocarán 15 más. Y el otro tema es el del acceso por internet al sistema de monitoreo satelital de los colectivos. Ya estamos en condiciones de anunciar que todo lo relativo al transporte público, las frecuencias, frecuencias para discapacitados, el sistema del costo del boleto, y otros datos más, está todo subido al sitio de la Municipalidad. Ahora va a faltar sólo lo del GPS para que pueda ser monitoreado por cualquier habitante.

-¿Y las unidades?

-Se está trabajando fuerte con el tema de la higiene en las unidades, que es otro de los temas a mejorar. Yo sé que a primera lectura estas parecerán cosas simples y hasta tontas, pero puedo asegurar que las políticas sociales también se sustancian en el mejoramiento de las pequeñas cosas.

La vieja terminal y la nocturnidad

"Ya nos reunimos con los comerciantes de la vieja terminal, la actual terminal en realidad, que tienen una preocupación real. Ahí hay que buscar alternativas para que esta gente pueda seguir dentro del mercado laboral. No es municipal la decisión de concesionar los nuevos espacios comerciales de la Ferroautomotora", señala Ciano al abrir el análisis de unos de los temas de este 2009.

-Con la nueva estación de ómnibus inaugurada antes de la temporada de verano, se asoman varios temas para resolver, ¿verdad?

-Sí, hay que estudiar el tema de los recorridos de las líneas de colectivos locales, porque con la mudanza de la terminal habrá mucha menos demanda en Alberti y Las Heras, y mucho más en San Juan y Luro. También la manera en que ingresen los micros de larga distancia a la ciudad, hay que evaluar el impacto. El barrio de la actual estación de trenes va a crecer comercialmente, entonces tenemos que estar atentos a que el crecimiento sea ordenado. En todo esto estamos trabajando.

-¿Ya está definido el destino del edificio actual de la terminal?

-Se está manejando con cada vez más firmeza la adaptación a un Centro Cultural y Comercial que pueda unirse en un corredor imaginario con la calle Güemes. En noviembre la parte automotora estará siendo inaugurada, por lo que ya tenemos que empezar a definir muchas cosas con la vieja terminal. Será necesaria una reconversión de los negocios que están ahora, y de los de las inmediaciones también. El mercado es nuevo, es diferente. La solución puede venir también desde el Plan Estratégico.

-La nocturnidad en una ciudad grande como es Mar del Plata debe tener mucho control. No es lo mismo Mar del Plata que cualquier otra ciudad en ese aspecto…

-Bueno, Alem es otro tema fundamental de gestión. Hemos trabajado en el control muy bien durante el verano y el principal objetivo es reconvertir a Alem en un centro comercial diurno. Ya se están viendo algunos cambios de rubro. Hay una librería nueva, casa de venta de indumentaria deportiva, dos marcas de bares y café de día muy tradicionales de Mar del Plata están ahí... Nosotros seguimos apuntando fuerte al traslado a la Escollera.

-El secretario de Gobierno de la provincia, José Scioli, dijo que no era prioridad llevar los boliches y bares a la escollera…

-Creo que lo que dijo Scioli no excluye de ninguna manera una actividad recreativa y gastronómica en la Escollera. Nosotros entendemos que se debería concretar. También estamos trabajando más fuerte en el control de la nocturnidad en Alem e Yrigoyen. De todos modos, no sólo nos ocupan estas problemáticas, hay otras que no son tan visibles. Estamos haciendo muchas obras que no tienen un impacto visual importante pero que le darán un mejor bienestar a mucha gente que no vive en los lugares privilegiados del partido. A gente de la Sierra y de Batán, y de los barrios periféricos de Mar del Plata.

Comentá la nota