“La idea de echarme, me tiene sin cuidado”, dijo Schuster

El diputado provincial por el radicalismo Orlando Antonio “Tony” Schuster respondió a las declaraciones del presidente de la Convención Provincial de su partido, Carlos Boniuk, que confirmó la suspensión provisoria de su afiliación, señalando que “esperará a que pasen las fiestas y que mientras tanto suspenderá su aporte partidario, de unos 1.300 pesos mensuales”.
“La idea es echarme, dijo, pero me tiene sin cuidado porque la sociedad sabe bien quienes son los que toman esta medida política y cómo llegaron estas autoridades partidarias”. Consultado si ejercerá su derecho a defensa el legislador manifestó que no lo preocupa continuar en la UCR y agregó “lo que yo hice por el partido, por él (Boniuk), si hasta di mi empresa para hacer algo por el partido y por la sociedad, no merece ni Boniuk ni la (presidenta del radicalismo misionero) Maria Losada, que tenga en cuenta la sanción”. Sin embargo admitió que “me da bronca porque hay gente que me besó la mano y ahora me escupe”. En cuanto a la acusación de haberse acercado al presidente de la Cámara de Representantes Carlos Rovira, Schuster argumentó que oponerse a su continuidad en la presidencia de la Cámara, “por la oposición misma, no tenía sentido político ni táctico”, destacó el trabajo ordenado que realiza la Legislatura y reiteró que la actual conducción radical se “comporta como un niño caprichoso”.

Comentá la nota