La idea de Duhalde de usar a las Fuerzas Armadas sigue sumando rechazos

Ayer se opusieron, entre otros, Felipe Solá, Carlos Ruckauf y Estela de Carlotto.
Por izquierda y por derecha, ayer continuaron los rechazos a la idea de Eduardo Duhalde de involucrar a la Fuerzas Armadas en el combate de la delincuencia.

Hasta Carlos Ruckauf, otrora adalid de la mano dura y de "meter bala" a los delincuentes, salió tomar distancia.

"Poner a las fuerzas de seguridad para combatir el delito o la inseguridad no lo comparto. Estoy muy cercano a Duhalde, pero no creo que ésta sea la tarea de las fuerzas armadas", aseguró el ex vicepresidente y ex gobernador de la provincia de Buenos Aires.

Sin embargo, Ruckauf sugirió que los militares podrían ser desplegados en la frontera, tal como lo permite la ley de Defensa, para contribuir en la prevención del delito, en especial del narcotráfico.

Otro peronista disidente, Felipe Solá, dijo tener "una opinión totalmente negativa" sobre la recomendación duhaldista.

"Duhalde intuye un hastío de la gente con la respuesta de la política. Está buscando centimetraje (en los diarios), un impacto. Pero es demasiado grave lo que pasó en el país hace 35 años para sacar el Ejército a la calle", opinó Solá. Y agregó: "Lo que hace falta es más policía civil en materia de prevención".

La polémica comenzó el lunes, cuando Duhalde criticó al Gobierno por tener a las Fuerzas Armadas "humilladas" y "arrinconadas", en vez de utilizarlas para "ayudar al país a salir de una crisis de seguridad muy grave".

Enseguida comenzaron las críticas, sobre todo desde el kirchnerismo, por haber puesto sobre la mesa el debate sobre la utilización de los militares en tareas de seguridad interna, algo que está expresamente prohibido por ley.

Ayer su sumó el diputado K Dante Gullo, que consideró que "las declaraciones de Duhalde son un ataque al sistema democrático". Lo hizo al inaugurar un Observatorio de la Seguridad Integral que funcionará en los barrios de la zona sur de la Capital Federal para "brindar más democracia a la democracia a partir del rol protagónico de los vecinos".

Gullo subrayó que "de ninguna manera son una humillación a las FF.AA.", los juicios por los crímenes de la dictadura. "Por el contrario, vuelve a dotar a esas instituciones de respeto".

También el ministro de Justicia y Seguridad, Julio Alak, le envió un mensaje a Duhalde al afirmar que "no habrá una marcha atrás con la decisión de alcanzar la verdad y la Justicia".

Por último, la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, calificó de "muy desacertadas" las declaraciones de Duhalde. "Esto de querer que reine la impunidad y la convivencia con los asesinos nos parece de un oportunismo político nefasto de parte de Duhalde", enfatizó.

Comentá la nota