Ibarra no descarta renunciar a su cargo para hacer campaña.

El intendente aseguró que lo analizará. Ayer se mostró como candidato con sus socios del frente.
En su primer día como candidato de la oposición, Mauricio Ibarra no descartó ayer presentar la renuncia como intendente de Rawson para dedicarse exclusivamente a hacer campaña con vista a las elecciones del 28 de junio. El rawsino sostuvo que lo evaluará junto a sus aliados electorales, por lo que podría dejar el cargo dentro de poco y no recién en caso de ser electo. Es la primera vez que abre una puerta en ese sentido y lo dijo después que la macrista Gabriela Michetti dejara de ser vicejefa porteña para postularse y "evitar confusiones" con las candidaturas testimoniales del kirchnerismo.

"Lo vamos a evaluar, llegado el momento vamos a tomar una decisión, no se puede descartar nada", aseguró ayer el único intendente sanjuanino que jugará en junio como candidato a diputado nacional. Fue durante la visita que compartió con el macrista Wbaldino Acosta Zapata y el senador Roberto Basualdo a la escuela santaluceña Dolores Godoy, en la primera aparición conjunta de los principales referentes del frente opositor Unión por San Juan.

La polémica por los funcionarios electos en 2007 en cargos ejecutivos que ahora quieren ser candidatos, se instaló en San Juan en marzo. Uno de los primeros en encender el fuego fue el cobista Rodolfo Colombo, cuando afirmó que Ibarra tendría que renunciar como intendente para hacer campaña. Y hasta el propio Basualdo dijo el 2 de ese mes, antes de acordar con el rawsino, que "debería seguir siendo intendente hasta 2011" para no defraudar al electorado.

El oficialismo también le apuntó por elevación. El gobernador José Luis Gioja aseguró la semana pasada que no era partidario de desarmar gestiones municipales para conformar la lista de candidatos, en una evidente estrategia por contrariar a Ibarra. Inclusive, en las esferas giojistas aseguran que la gente no ve con buenos ojos que un intendente deje por la mitad su mandato para irse a un cargo legislativo.

Ayer, a modo de respuesta, el rawsino amplió el debate y no se circunscribió al abandono de los cargos ejecutivos que hoy están en el ojo de tormenta. Disparó: "no me acuerdo que Gioja haya renunciado como senador para hacer campaña para ser gobernador".

A nivel nacional, el tema fue ganando notoriedad cuando Néstor Kirchner empezó a promover la idea de que gobernadores e intendentes encabecen listas de candidatos. Son las llamadas candidaturas testimoniales, ya que si son electos le dejarán el lugar al siguiente de la nómina y ellos volverán a sus cargos ejecutivos.

Para evitar quedar enredada en esa maniobra, Michetti abandonó el lunes el cargo que ocupaba como segunda de Mauricio Macri, para meterse de lleno en la campaña de candidata a diputada nacional. Gesto que revela que parte de la alineación política nacional de Ibarra interpreta el doble rol como una interferencia bajo esta coyuntura.

Ibarra y Acosta acompañaron ayer a Basualdo en sus acostumbradas donaciones a escuelas. Fue la primera actividad que compartieron como aliados electorales y tuvo tono de campaña. Cuando hablaba el senador, se cortó el micrófono y dijo: "seguro que es alguien del gobierno". El rawsino prometió que las visitas se multiplicarán "cuando lleguemos al gobierno".

Comentá la nota