Ibarra no consiguió ser diputado

Con la incertidumbre de llegar a figurar en ese vagón de cola que incluye la categoría "otros", el legislador porteño Aníbal Ibarra esperó ansioso anoche en su búnker alguna definición sobre la posibilidad de ingresar en la Cámara de Diputados de la Nación. Con el correr de las horas, esa ilusión trocó en decepción.
Con caras largas y en compañía de sus hijos, de candidatos a legislador porteño y de otros dirigentes políticos que fueron llegando a la Fundación de Políticas Públicas, en Arenales y Montevideo, el destituido jefe de gobierno evitó hacer declaraciones hasta que hubiera datos oficiales. Pasadas las 21, habló con la prensa para felicitar a Pino Solanas, quien obtuvo el segundo puesto en los comicios a diputado nacional por la Capital. "Es un gran avance para el progresismo", dijo Ibarra. Sobre su candidatura, que anoche obtenía el 3,31 % de las adhesiones con el 51% de las mesas escrutadas, dijo que "genera un llamado a la reflexión".

Comentá la nota