Ibarra y Basualdo, más cerca.

En los dos sectores dijeron que avanzaron en la chance de un frente y hablaron de posibles candidatos.
"Estamos muy cerca" se escuchó ayer casi a dúo y en voz baja en el basualdismo y el ibarrismo. Los dos sectores mantienen un acercamiento estrecho desde que empezaron a jugarse las fichas para las elecciones de junio y en los entornos más íntimos de Mauricio Ibarra y de Roberto Basualdo coincidieron por primera vez en hablar de una posible fórmula con el intendente de Rawson a la cabeza y Adriana Marino en segundo lugar. El senador se reunió el lunes con Mauricio Macri, el líder nacional del Pro, fuerza que ya acordó armar un frente con el ibarrismo, y dijo que en unos días más definirá si se suma a la sociedad.

Basualdo e Ibarra, los dos de origen peronista, fueron de los primeros en sentarse a tejer un espacio común para los comicios legislativos, pero aún no lograron poner la firma. Las objeciones de filas basualdistas a la candidatura en primer término del rawsino llegaron a enfriar la negociación hasta casi un punto muerto. Sin embargo, de los dos lados dijeron que todavía las chances están intactas y concluyeron en que hoy están muy cerca de acordar.

Las declaraciones fuera de micrófono de uno y otro sector evidencian un paso adelante en las conversaciones, que parecen superar la dicotomía por el orden de las candidaturas. No lo dieron por sentado, pero coincidieron en mencionar que Ibarra podría encabezar la lista de postulantes y Marino, que hace poco fue elegida en el basualdismo como la primera opción, en el siguiente casillero.

Altas fuentes basualdistas le reconocieron al intendente rawsino su condición de mejor posicionado dentro del sector para ir al frente de la lista. Al mismo tiempo, explicaron que el nombre de Marino se debe a que es la que mejor imagen tiene dentro del movimiento. Y para el tercer escalón, pusieron el ojo en un macrista de manera de contener a las principales fuerzas del espacio que intentan construir.

Basualdo perece ser el que tiene la última palabra. Hace poco Ibarra dijo que esperarán hasta último momento la respuesta al convite. Ayer, el senador no dio fechas y sólo dijo que "lo vamos a definir en los próximos días". Fue lo mismo que le comunicó a Macri en la reunión que mantuvieron en Capital Federal. El porteño le sugirió que "lo mejor sería jugar todos juntos", pero Basualdo se limitó a decir que no avanzaron más allá en el plano local y se centraron en el panorama nacional que encuentra a macristas y peronistas disidentes juntos.

En las posibilidades de confluencias también hay dudas. En el ibarrismo afirmaron que a pesar de la buena sintonía, el intendente le tiene desconfianza al discurso del senador de "apoyar lo bueno y rechazar lo malo". Y del lado del basualdismo dijeron que la principal dificultad sigue siendo la resistencia de algunos sectores internos a la figura del Ibarra, aunque el propio Basualdo aseguró a modo de mensaje puertas hacia adentro que "todos tiene que entender esto sería un frente y hay que mirar al futuro".

Ibarra no habló ayer del potencial frente, pero casi que confirmó su candidatura. Se despegó de la oposición nacional y el kirchnerismo y sostuvo que en caso de ser electo abrirá un bloque propio que "represente los intereses de San Juan". Fue un intento por hacer equilibrio y evitar que el alineamiento nacional sea un obstáculo para el armado provincial.

Comentá la nota