Ibáñez: El desarrollo económico sin desarrollo humano no sirve.

Puso de relieve seguidamente la importancia de la planificación en el accionar de la administración provincial.
El ministro de Planificación, Inversiones, Obras y Servicios Públicos, Jorge Ibáñez, destacó que en Formosa el gobierno realiza “un trabajo área por área, analizando distintas particularidades”, haciendo hincapié en que “el desarrollo económico sin desarrollo humano no sirve, tenemos que propiciar ambas cosas, mientras desarrollamos la provincia”.

En declaraciones periodisticas, Ibáñez aludió al mensaje anual del gobernador Gildo Insfrán en la Legislatura provincial y en principio remarcó que en lo que respecta al plano productivo, hay una meta de “500 mil hectáreas de producción, es una meta a realizar y alcanzar; por supuesto que hay variables que también jugarán y tendremos que reveer”.

Consideró que “en esa Formosa, con una producción de esa magnitud, indudablemente que cambian los parámetros laborales que hoy conocemos. En esa provincia, los trabajadores relacionados con la producción primaria y la industrialización y comercialización de los productos serían más que los empleados públicos”.

Puso de relieve seguidamente la importancia de la planificación en el accionar de la administración provincial, sobre lo cual puntualizó: “Es un trabajo que, área por área, sector por sector, fue analizando distintas particularidades, las fortalezas y las debilidades, y qué necesitaría ese sector para crecer. No es solamente de la economía, es también del área social”.

“Nosotros decimos que el desarrollo económico sin el desarrollo humano no sirve. Nosotros tenemos que propiciar ambas cosas mientras desarrollamos la provincia. Ése es el trabajo, la hoja de ruta de un Gobierno y un pueblo para los años que vienen”, resaltó.

La crisis y lo que se espera del 2009

Posteriormente, Ibáñez trajo a colación que ante el escenario que se presenta en el plano internacional, “el gobernador Insfrán hace un análisis de esta crisis internacional. Es el mismo análisis que hace la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y que han hecho muchos gobernadores en sus provincias en el inicio de las sesiones. Sabemos que el origen, el centro, de la crisis son de distintas entidades financieras de Estados Unidos, que por su magnitud han arrastrado a entidades financieras de Europa. Estamos hablando de una crisis sin precedentes… todavía no se sabe el piso final de esto y tampoco se sabe cuándo vamos a poder emerger de la crisis”.

Sostuvo luego: “Si este era el modelo a imitar, obviamente que ha fallado. El tema es que esta crisis se propaga por el mundo y afecta a la economía real del mundo. Entonces una recesión como la viven Europa y Estados Unidos –hay que ver también qué puede pasar con China, que es uno de los grandes mercados- afecta al mundo entero. Porque está afectando también a Sudamérica… a Brasil y Chile por ejemplo”.

Acerca de lo que traerá aparejado esta crisis a nuestro país, el ministro de Planificación dijo: “Sabemos que vamos a tener consecuencias, entonces creo que es de hombres responsables, de políticos y gobernantes serios, comunicar esto a la población y de qué forma vamos a tratarlo. El Gobierno nacional lo primero que hace es una serie de medidas para distintos sectores de la economía argentina. Ha establecido medidas de subsidios y de ayudas económicas para por ejemplo el sector automotriz y de fabricantes de electrodomésticos para evitar que éstos por una recesión económica empiecen a cerrar y a despedir gente”.

“La Presidenta ha lanzado también un ambicioso plan de obras públicas a nivel país y algunas medidas que todos conocemos para el campo, sector con el cual se está dialogando. Todo esto hace que las políticas del Gobierno nacional tiendan, fundamentalmente, mantener el nivel de empleo de la economía”, precisó.

Ejes fundamentales

Más adelante, indicó que “en Formosa, el gobernador Insfrán señala en su discurso con mucha claridad dos o tres ejes fundamentales: uno de ellos es el apoyo a la producción de la provincia, para lo cual articula un apoyo financiero a partir del FONFIPRO, que no tiene antecedentes prácticamente a nivel país para establecer un precio a los productos formoseños de manera de evitar que la especulación financiera haga que el costo de las carnes, del algodón y de muchos productos primarios descienda de tal forma que la crisis la tenga que soportar también el pequeño productor”. Refirió también que “hay una serie de medidas en el campo social para aquellos que realmente necesitan esa mano del Estado porque no tienen trabajo o porque son los sectores más vulnerables de la sociedad, como por ejemplo las madres solas que tienen muchos hijos. Y el Gobernador ha lanzado un tercer eje, que es el de continuar con la infraestructura pública en toda la provincia, que sabemos tiene distintas fuentes de financiamiento”.

“Todas las obras que tienen financiamiento de organismos internacionales, ya sea el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), el Banco Mundial o la Corporación Andina de Fomento, no tendrían que tener problemas. Podríamos decir que tienen el financiamiento asegurado”, explicó

Garantizar el trabajo

Un aspecto clave también remarcado por Ibáñez fue el que tiene que ver con la preservación y la generación de la fuente laboral. Sobre el particular, interiorizó que “el esquema sería afrontar fuertemente a la producción de Formosa, a programas sociales de contención y a un programa de infraestructura pública, con el objeto de mantener a toda costa las fuentes de empleo, el trabajo de los formoseños”.

“Queremos que el que el tiene trabajo podamos garantizárselo, sea en la actividad pública o la privada. Y tratar de generar condiciones para que los desocupados –aquellos que hoy no están en el mercado laboral- también tengan la posibilidad de un ingreso. Un ejemplo son aquellas obras que toman mucha mano de obra intensiva como los programas para la construcción de redes de agua, veredas comunitarias”.

“Son obras de un alto contenido social, son pequeñas pero que nos van a ir permitiendo, ya sea con un sistema de cooperativas o directamente con los intendentes, tomar mano de obra en forma intensiva”, subrayó.

La intervención estatal

En otro orden, Ibáñez resaltó el modelo que se propicia tanto a nivel nacional como provincial, que tiene como base la intervención del Estado “en intereses que son estratégico”. Al respecto, señaló que “hay un ejemplo muy claro de que este modelo se contrapone totalmente a los otros y que tiene resultados que hoy inclusive se aplica en otras partes del mundo, que es fundamentalmente la no ausencia del Estado. La intervención estatal en la economía, en la salvaguarda de intereses que son estratégicos y muy importantes para la gente. Como ejemplo, puedo citar cuando se hablaba del Estado en empresas como YPF, Aerolíneas, Ferrocarriles, etcétera, se decía que éramos los nostálgicos del Justicialismo del ‘40, del desarrollismo de Frondizi. Se preguntaban cómo el Estado iba a andar haciendo tareas que tienen que hacer los particulares y privados, ya que ellos eran muy eficientes en esto y que el libre mercado regulaba en forma natural todas estas relaciones. Había una demanda, una oferta, el Estado invertía… esto fracasó en todo el mundo. Hoy vemos a Estados Unidos, la primera economía del mundo que produce entre el 25 al 30 por ciento del PBI del mundo, estamos viendo a un presidente (Barack Obama) que está comprando bancos privados y ayudando a empresas privadas”.

“Es decir, ante la crisis los sectores privados de los países del primer mundo, que son los sectores más poderosos de la economía, recurren al Estado y le exigen al mismo una ayuda financiera económica. Aquel modelo en el cual el Estado tenía que estar ausente de la economía, indudablemente hoy ha fracasado estrepitosamente y es uno de los causantes de esta debacle internacional”.

En esa línea de pensamiento, ejemplificó que en el plano provincial “tomando el ejemplo del algodón o la ganadería, si acá el Estado no intervenía con una herramienta financiera para lograr un precio justo indudablemente que las reglas del mercado local, los acopiadores o intermediarios fijaban el costo, el cual era el más conveniente a sus intereses y a su bolsillo, no para el productor. Lo que logró el financiamiento que se hace en forma conjunta con la Sociedad Rural es un precio que no hay en otros lados para los productores, sin intermediación”.

Alineamiento al PJ

Finalmente, Ibáñez aseveró que “nuestro Gobierno y el gobernador Insfrán, que es el presidente del Partido Justicialista de Formosa, forma parte de la construcción nacional del PJ. Es el presidente del Congreso del Partido Justicialista, por lo tanto no hay que ver ningún otro tipo de alineamiento que no sea este. Adentro del PJ, los que estamos damos el apoyo a la política del Gobierno nacional en forma permanente y nuestros legisladores también están encolumnados dentro de estas directivas, que son partidarias”.

“Indudablemente respeto la decisión de compañeros o aquellos que deciden alejarse… no lo comparto, pero tendrán sus razones. Hay a veces particularidades provinciales y lo otro es también tomar un posicionamiento político. Si hay algo que tenemos dentro del Peronismo es una capacidad de escribir el manual de la supervivencia política, así que puede ocurrir que nivel nacional haya disidentes del movimiento. Nosotros estamos dentro del partido, encolumnados y allí vamos a permanecer”, concluyó.

Comentá la nota