Ibáñez se cansó y avisa

Oscar Ibáñez está cansado. Le duele que el Consejo de Partido del PJ no acompañe a los concejales partidarios, y por el contrario los cuestione cada vez más. Pero además siente que hacia él (en esto incluye a los ediles oficialistas) hay una animosidad extra, como si todo lo que hiciera Ibáñez estuviera mal, o fuera insignificante.
En esta entrevista exclusiva también desmenuza la actualidad partidaria, alerta que así no se puede seguir y que todo lo bueno que el PJ construyó en 2007, lo destruyó en 2009. El hombre récord de la democracia bolivarense a nivel Concejo Deliberante (es edil PJ desde 1993) avisa que hasta el 10 de diciembre analizará su futuro político de cara al que será su quinto y último período como edil, y si bien hoy niega que vaya a tomar una determinación concluyente, de algún modo deja abierta la puerta para irse a un monobloque, como hizo Rivas.

"No me sorprenden la enemistad o ciertas actitudes que tienen en contra, sobre todo de mi persona. Algunos concejales del bloque oficialista -con algunos tengo excelente relación- , este último tiempo están dejando mucho que desear. Sobre todo, a los proyectos que presenta Ibáñez siempre le buscan un pero extra. Pero nosotros representamos a la comunidad, vamos a seguir presentando los proyectos; tenemos temas muy importantes para trabajar de acá en más, y seguiremos laburando así", se despachó el concejal justicialista Oscar Ibáñez, en un segmento de la larga entrevista que concedió a este diario sobre el fin de semana, y cuya segunda parte (fue la primera en la grabación), referida específi-camente a algunos proyectos del bloque PJ y a las amenazas que el edil habría recibido del jefe de Emergencias del hospital, Ga-briel Virgini ("me reputeó y amenazó", denuncia), se publicará mañana en estas páginas.

Te noto cansado, como si te agobiara sentir que a todo lo que hace Ibáñez, se le busca la pelusa.

-Realmente estoy bastante cansado. Hace muchos años que estoy, yo a esto le pongo muchas ganas, mucho empeño, me gusta lo que hago. Pero más allá de que soy electo para un nuevo período como concejal, tengo tiempo de analizar varias cosas de acá al 10 de diciembre. Que las estoy analizando como mi familia, principalmente con mi esposa, con mi hijo no tanto porque es pequeño. Y con algunos amigos que siempre me apoyaron, desde el ´93 a hoy. Analizaré ciertos pasos a seguir, porque de esta manera no se puede seguir trabajando. Le pongo muchas ganas a esto, pero en parte también estoy dejando la salud: he tenido algunos problemas de salud este último tiempo, por lo tanto no digo que me voy a ir ni nada por el estilo, pero sí que analizaré la manera de trabajar de acá en más. Sobre todo, cuando asuma mi último período como concejal.

¿Va a ser el último?

-Sí, sí sí. Será el último.

¿Aunque te pidan que sigas?

-Sí, será el último, y tal vez también sea mi última participación en política. Es mucho estar cinco años como concejal, pero tal vez en nuestro caso, teniendo el acompañamiento de la gente, hemos seguido. Será porque hemos trabajado; seguramente más mal que bien, pero la gente sabe que Ibáñez medianamente intenta trabajar. Me equivoco muchas veces, pero bueno; fue un orgullo para mí encabezar la lista del PJ luego de dieciséis años como concejal, que me hayan dado la posibilidad de estar nuevamente. Pero analizaré los pasos a seguir de acá al 10 de diciembre.

Dentro de ese análisis que estás haciendo y que profundizarás hasta diciembre, ¿está contemplada la posibilidad de irte del bloque PJ?

-No, no existe la posibilidad de que me vaya del bloque. O sea: en realidad existen como posibilidad todos los análisis. No digo que me voy a ir del bloque, pero creo que se debe trabajar de otra manera. El bloque de concejales debe tener el acompañamiento del Consejo de Partido. Los cuatro concejales que integramos este bloque PJ, somos muy cuestionados partidaria-mente, y eso a mí me duele y me cansa. Creo que las cuatro personas que integramos el bloque, tal vez con muchos errores y pocos aciertos, trabajamos para la comunidad, intentamos lo mejor. Y que se nos cuestione como se nos es-tá cuestionando partidaria-mente hoy, molesta un poco.

Trabajan para la comunidad, pero también para el Partido. Porque si le hacen bien a la comunidad, le estarán haciendo bien al Partido, ahí donde están el escudo y la marchita.

-Pero lógicamente. Respondemos a un Partido, y los cuatro concejales trabajamos en virtud de eso. Entonces estos cuestiona-mientos, que a veces no son públicos, porque no salen a los medios periodísticos, se sienten. Es bueno dialogar con los cuatro concejales, limar las asperezas. Y en eso deben cumplir un importante rol las máximas autoridades del Consejo del Partido. Porque que los concejales concurran poco a la sede partidaria, es un llamado de atención. ¿Por qué está sucediendo esto?

¿Eso es nuevo, o pasó siempre?

-Noo, esto ha pasado siempre con los distintos bloques, en mayor o en menor medida.

Vos estás desde el ´93. ¿Desde entonces siempre pasó que el bloque PJ no recibió suficiente apoyo del Consejo de Partido Justicialista, o es una tendencia que va agravándose?

-No, pasó siempre, pero creo que se va agravando.

Pero por lo que decís, ahora es peor: ya no sólo no se los apoya, sino que se los cuestiona en forma constante.

-Yo creo que es importante que el Consejo de Partido apoye a los concejales sugiriéndoles proyectos. ¿Sabés qué lindo que es trabajar de esa manera? Te sentís apoyado, porque estás presentando un proyecto que corresponde a la gente de tu Partido, que el día de mañana ocupará tu lugar.

¿Los otros concejales que integran el bloque PJ comparten con vos esta mirada, esta necesidad de replantear instancias partidarias y la manera de trabajar, o estás solo?

-No, no, hay bastante acompañamiento, creo que ellos también consideran que hay que hacer un análisis, de buena manera, sin pelearse con nadie. Un análisis de lo que pasó el 28 de junio. Sobre todo para mejorar las perspectivas electorales del PJ. El tema merece un trabajo en conjunto y un análisis para me-jorar. Yo digo que los análisis deben hacerse, para no cometer los mismos errores y sumar hacia el futuro.

¿Hay ganas de hacer ese análisis? Porque desde hace años en el PJ se viene diciendo que hay que efectuar lo que en algún momento los propios demandantes definieron como asamblea de auto-crítica, abriendo las puertas a los afiliados. Hasta hoy, el punto continúa como deuda.

-Y sí. No se hace. No se hace esa asamblea.

Evidentemente, hay gente dentro del PJ que no quiere saber nada con esa reunión abierta.

-Y, habrá gente que no quiere, y gente que quiere.

¿El bloque hoy quiere ir a esa asamblea?

-El bloque quiere, el bloque quiere. Y quiere cambiar la forma de trabajar en relación con el Consejo de Partido, porque no puede estar el bloque por un lado y el Consejo de Partido por el otro.

Así, es comida para Si-món. O ahora para Erreca.

-Y así estamos. Así estamos. También tenemos que analizar qué rol cumple la oposición política en Bolívar. A quienes gobiernan y a los ediles oficialistas, los eligió la gente. Pero también a la oposición la eligió un porcentaje de gente que se siente representada por nosotros. Entonces tenemos que ver qué rol opositor queremos desempeñar.

Ocurre que si el PJ sigue debilitándose, no sólo no los votarán quienes no los votaron ahora, sino que además, quienes sí depositaron en el justi-cialismo su voto de confianza, se irán a otro la-do. Y si el proceso no se revierte, un día les quedarán tres sufragios.

-Yo tengo la suerte de hablar con todo el mundo, gente que lo votó a Bali Bucca, gente que nos votó a nosotros, gente que votó a Mosca, otros a Carlos Claudio Carnevale y otros a Miky. Toda esa gente dice que quiere un peronismo unido. Entonces creo que es hora de que quienes estamos en un rol como concejales o integrando el Consejo de Partido, intentemos un acercamiento, conversar. Lo que no quiere decir que se producirá automáticamente la unidad. Pero la gente está cansada de las divisiones dentro del peronismo. Y si el peronismo se sigue dividiendo, lógicamente que las elecciones serán cada vez más difíciles para nosotros. Todo lo lindo que el peronismo formó en el 2007, se perdió en el 2009.

Por último, Oscar Ibáñez remarcó que todo lo expuesto en esta entrevista (incluida la otra parte, que saldrá mañana), corresponde a "opiniones mías, personales. No quiero comprometer en esto a mis compañeros de bloque". Por algo lo dirá.

Comentá la nota