El IAFAS intenta aclarar una grosera contradicción

INFORME publicó la contradicción de licitar nuevos tragamonedas en lugares sin turismo, que terminan empobreciendo pueblos. IAFAS respondió que se ponen donde ya había, pero omiten que el espiritu de la Ley de Turismo es eliminarlas.
Se conoció que la Dirección del Instituto de Ayuda Financiera a la Acción Social (Iafas) resolvió, en principio, postergar hasta el 25 de enero la apertura de ofertas en la licitación privada que adjudicará tres nuevas salas de juego que se ubicarán en Viale, Bovril y Diamante.

La noticia dejó asombrados a más de un legislador o dirigente político ya que durante el reciente debate de la ley de turismo en la Legislatura -y ya que esta norma establecía condiciones para el desarrollo del juego de azar en la provincia-, se coincidió en la inconveniencia de la instalación de salas de juego en localidades pequeñas y sin desarrollo turístico.

Incluso los diputados del oficialismo dieron a conocer que se impuso un plazo de seis meses para trabajar en profundas reformas a la ley de juegos vigente.

A contrapelo de esta idea, el Iafas pretende fortalecer el juego en localidades de neta vinculación agraria, como Viale y Bovril; y en otra que podría considerarse de desarrollo turístico no muy significativo, como es Diamante.

Intento de aclaración a la información "malintencionada"

Desde el directorio del IAFAS se envió un correo a INFORME DIGITAL donde se "desmiente categóricamente" la afirmación realizada sobre la "apertura de Nuevas Salas" y agregan que "se trata de una aserción desacertada y fuera de realidad, devenida de una clara y malintencionada autoría que desconoce la situación contextual que da sustento a la Licitación en trámite".

Tragamonedas al fin

Más adelante el correo del IAFAS indica que "En efecto, dicha licitación responde exclusivamente a la necesidad de alquilar máquinas tragamonedas nuevas para suplantar a las obsoletas que se encuentran funcionando en las salas ya existentes". Sin embargo el hecho de "suplantar" las maquinas (no es lo mismo que reemplazarlas, o sea que podrían colocarse más de las existentes) sigue marcando la "contradicción", que para nada fue "maliciosa" - como apuntan desde el IAFAS a medios como éste que reflejaron esta noticia - pues el espíritu de la polémica ley de turismo recientemente aprobada era terminante: no más salas y tragamonedas en lugares sin turismo.

Más auto justificativos

El correo del IAFAS justifica que "a través de esta acción, se procura optimizar sus prestaciones para brindar un mejor servicio al público apostador, y con su producido poder dar un mejor cumplimiento a los fines que guían el accionar de esta Institución, cual es la Acción Social".

Dicen desde el organismo que "otro de los beneficios que merecen destacarse con la contratación a efectuarse, es la eficacia y eficiencia operativo-funcional que directamente repercutirán en los sistemas de monitoreo y control de dichas máquinas tragamonedas. Dado que el parque de máquinas existentes en las salas citadas posee una antigüedad mayor a 40 años y no solo no acompaña al gusto de los apostadores concurrentes, sino que resulta incompatibles al nuevo sistema de "control on-line" instaurado por el IAFAS".

Cierran con más ataques a la prensa

Finalmente desde el IAFAS parecen haber adoptado el poco feliz estilo de "matar al mensajero" cuando la "letra de molde" no sigue la genuflexa línea oficialista, y critican que "a pesar del escepticismo malicioso de algunos pocos" (o sea la prensa), "con esta nueva acción el IAFAS continúa avanzando en su rol de administrador y regulador de los juegos de azar en la Provincia de Entre Ríos, dentro del marco de su política de transparencia y mejora constante". Sacar archivos de los sensibles directivos del IAFAS de recientes declaraciones sobre el "rol de administrador y regulador" cuando se discutía la Ley de Turismo derivaría en un acto de innecesaria crueldad.

Comentá la nota