Huso horario: Santa Fe ahorró 1,7% en potencia de energía

Huso horario: Santa Fe ahorró 1,7% en potencia de energía
Así lo afirmaron desde la Empresa Provincial de la Energía. El adelantamiento en las agujas del reloj en diciembre pasado ayudó a disminuir la demanda de potencia en 20 megavatios en la Provincia.
El domingo a la medianoche, cuando los habitantes de las provincias del este retrasen 60 minutos el reloj, el país volverá a tener la misma hora en toda su extensión.

Con respecto al cambio de huso horario, que responde al Plan Nacional de Uso Racional y Eficiente de Energía promulgado en diciembre de 2007 por el Gobierno Nacional, los primeros números arrojan un ahorro del orden de los 200 megavatios. La provincia de Santa Fe representa el 10 por ciento de lo que es el mercado eléctrico argentino. "Deberíamos hablar de un ahorro de alrededor de los 20 megavatios, que sería una central generadora como las que se habilitaron en las ciudades de Venado Tuerto o Rafaela", explicaron desde a Empresa Provincial de la Energía (EPE).

"Cuando se habla de huso horario, se habla de potencia, y lo que se busca es disminuir la demanda que se produce en los horarios picos. Es decir, amesetar el pico de la demanda de potencia", explicaron las autoridades de la EPE.

Durante la tarde noche hay un pico en todo el país y de acuerdo a la estación, se da en diferentes horarios. En invierno es entre las 19 y las 20 horas y en verano, se da alrededor de las 21. "La idea es que entre que se enciende el alumbrado público y termina la actividad comercial, no sea tan pronunciado ese pico de demanda. Utilizando este huso horario, lo que se logró, fue que este pico se transforme en una meseta", aseguraron desde la Empresa de la Energía y continuaron: "lo que ocurre es que se consume, aproximadamente, la misma energía, pero en un período mayor. Esto se percibe sobre todo en los horarios picos; ya que, por ejemplo, el alumbrado público se enciende más tarde. De ese modo, la demanda se amesetó entre las 21 y 22".

Consumo

En cuanto al consumo de energía, en la demanda del contexto actual, influyen otros ítems. En la provincia de Santa Fe, en el mes de enero la demanda de energía en relación al mismo mes de 2008, llegó a un cinco por ciento de disminución aproximadamente. En cuanto al mes de febrero de este año, en comparación con febrero de 2008, la demanda cayó un 2,9 por ciento.

Cuando se le preguntó a una de las autoridades de la EPE si esta disminución en el consumo de la energía tenía que ver con la implementación del nuevo huso horario, la respuesta fue contundente:

"Tiene que ver el parate del quehacer industrial y la disminución de la actividad de las grandes industrias de la provincia. Desde hace un tiempo, se ve una disminución muy notoria en los grandes usuarios de la energía".

"En cuanto a la demanda, bajó el consumo de los grandes usuarios, pero subió el de los residenciales, debido a la incorporación de diferentes equipamientos en las casas de familia", finalizaron desde la Empresa Provincial de la Energía.

Histórico: en febrero se alcanzó un nuevo récord de consumo energético

Cuando habitualmente se habla de récord de demanda se hace referencia a la potencia, y a esto apuntó el cambio de uso horario implementado en el mes de diciembre del año pasado.

Con las altas temperaturas que sufrió la ciudad y la provincia en verano, generalmente se llegó a demandas que oscilaban sobre los 1.400 megavatios. Es decir, 250 megavatios por debajo de los niveles récords.

Pero hubo una semana que la ciudad fue un verdadero horno, con temperaturas muy elevadas. "Fue la semana del 19 de febrero, cuando se llegó a un nuevo récord de 1.690 megavatios de banda de potencia", subrayaron desde la Empresa Provincial de la Energía.

En cuanto a la demanda de energía, los índices bajaron en enero y febrero. Esto está muy relacionado por la caída en la actividad industrial y por la crisis del agro.

Para entender qué es lo que se ahorra cuando se cambia el huso horario, desde la EPE explicaron:

"Ayuda a quemar menos combustible líquido. El agua de las centrales hidroeléctricas se guarda para el invierno cuando se tiene poco gas para generar. El 60 por ciento se produce por combustibles fósiles (gas o combustibles líquidos). El otro 30 por ciento se genera por centrales hidroeléctricas y un escaso porcentaje de energía es nuclear. En el verano se tiene más gas que en el invierno. El gas se deja en esa época del año para las casas de familia y se les corta a las centrales térmicas y a las grandes industrias".

Comentá la nota