Hundimiento de calles y veredas en la ciudad.

Hundimiento de calles y veredas en la ciudad.
El Norte dialogó con Edgardo Croce, titular de Defensa Civil quien se refirió al hundimiento de calles y veredas en diversos puntos de la ciudad como consecuencia de las intensas lluvias y la obra de cloacas. Vecinos de Barrio San Cayetano protestaron por el mal estado de sus calles, que impiden la circulación
En estos días, la ciudad fue receptora de intensas lluvias que produjeron graves inconvenientes en distintas zonas. El mal estado de las calles, a raíz de las recientes obras cloacales, hizo que el caudal de agua terminara hundiendo calles y veredas en las zonas afectadas. El Norte dialogó con Edgardo Croce, titular de Defensa Civil quien se refirió a estos hechos.

En primer lugar ratificó que los hundimientos de calles y veredas fueron varios, y en diversos puntos de la ciudad: en los barrios 21 de Setiembre, Colombo y Oeste. También se generaron inconvenientes sobre distintos puntos de la avenida Rucci.

“En barrio 21 de setiembre un camión cayó a una zanja, y después que lograron sacarlo ya no pudo pasar más nadie por ahí: fue muy grande el hundimiento que se produjo”, se refirió Croce con respecto a uno de los varios problemas generados.

También muy complicado es el panorama en el barrio Colombo, cuyo estado de calles y veredas es actualmente tan precario que el propio Croce señaló que “parece Irak”.

Todos los inconvenientes registrados luego de la intensa lluvia del martes, tienen que ver con los lugares por donde pasó la megaobra de cloacas. Ya EL NORTE reflejó en ediciones anteriores la indignación de vecinos beneficiarios de esta obra, cuya queja tiene que ver con una circunstancia: luego de realizadas las conexiones cloacales, las calles y veredas pocas veces quedaron en el estado original.

Las causas

Malas compactaciones, desniveles y desprolijidades: todo ello contribuye para que las veredas y calles construidas luego del paso de la obra, irremediablemente se quiebren y cedan.

Consultado acerca de cuáles son los argumentos de la empresa que ejecutó la obra en barrio Colombo, Croce explicó: “La empresa dice que los lugares donde los hundimientos registran mayor profundidad, coinciden con los sectores donde los tubos fueron colocados a 7 metros de profundidad. Dicen que es imposible compactar esos lugares”.

También explicó que fue la propia empresa la que se encargó –durante la misma noche del martes- de vallar y señalizar cada uno de los hundimientos, como medida de precaución tendiente a evitar que otros vehículos cayeran en los pozos.

Señaló además que las tareas ejecutadas ayer tendrían que ver con quitar el agua de los pozos abiertos, para impedir que se sigan haciendo más profundos y de mayor diámetro. Explicó inclusive la conveniencia de trabajar con tosca seca, para que las zonas afectadas adquieran –ahora sí- una buena compactación.

Problemas en Barrio San Cayetano

Vecinos de Barrio San Cayetano, se acercaron a la redacción de diario EL NORTE para hacer llegar su protesta por el estado en el que se encuentran las calles de su zona.

Nos comentaron que a partir del 2 de septiembre del año pasado, se iniciaron en el lugar obras de cordón cuneta en Olleros y Coronel Mellián para poder ser posteriormente pavimentadas, pero por razones que ellos desconocen, se produjo algún inconveniente que hizo que los trabajos se demoraran. El problema en cuestión es que al estar toda la tierra removida, cuando llueve se hace imposible transitar. La gente que vive sobre la calle Coronel Mellián, entre Olleros y Chacabuco, queda completamente aislada ya que es imposible el acceso. Además el agua queda estancada produciéndose una auténtica laguna. Incluso ha sucedido que en una oportunidad se requirieron los servicios de una ambulancia y la misma tuvo que detenerse media cuadra antes y realizar la búsqueda de la persona que solicitaba la atención, con una camilla, porque era imposible llegar al lugar. Aparte debido al estado del sitio es común que se produzcan accidentes de motos, bicicletas y transeúntes por la cantidad de pozos y roturas en el terreno. La situación ya es insostenible para la gente del barrio.

Comentá la nota