T09 hundido.

B NACIONAL / QUILMES 1 - TALLERES 1: Se veía venir que éste no iba a ser el gran año de Talleres: ni siquiera ganándole a Quilmes se hubiese salvado del descenso. El Centenario fue testigo de su tristeza.
Ya está. Saporiti se pone las manos en la cintura. Intenta un paso hacia el círculo central. La tristeza le frena el tranco. Su vista se clava en el césped, quemado por el rocío. Quemados, también, están los motores de Talleres. El descenso es realidad para este club que nació en 1913, un 12 de octubre. El Argentino A espera a un grande. ¿Qué les pasará por la cabeza a los empleados de los talleres del Ferrocarril Central Córdoba? Ellos, fundadores, llorarán en algún rincón del cielo mientras su querido club camina el infierno.

No hubo caso. Tres temporadas angustiantes determinaron el triste final. Cuatro DT en la actual para nada. Por eso lloran los jugadores. Y tardan 40' en salir del vestuario. Pocos hablan. A Saporiti se lo ve exaltado ante la consulta. Carlos Ahumada, el gerenciador, da las explicaciones del caso. Imágenes, recuerdos. De todo en medio de la angustia.

En 1914, la T ingresó a la Federación Cordobesa. Por ese entonces, el blanco se combinaba con el morado, hasta que llegó el azul. Atlético Talleres Central Córdoba fue su nombre de origen. Talleres Central Córdoba el siguiente. Hasta desembarcar en el actual. En las décadas del 30 al 60 comenzó a tomar vuelo nacional. Y fue cuna de grandes: Willington, Belluci, Gambino, Taborda... En el 69 le llegó el turno del fútbol grande, en el Nacional. En ese torneo, el del 77, fue subcampeón de Independiente.

También tuvo su lugar en los Metro, gracias a la resolución 1.309, mediante la cual la AFA les abrió las puertas a los clubes indirectamente afiliados. Y en ese 1980, el Albiazul fue 3°. En 1999 vivió su año más glorioso. Con Gareca en el banco y un equipazo (Cuenca, Maidana, Avalos y Astudillo, entre otros), logró la Conmebol, su único torneo internacional (disputó la Mercosur 01 y Libertadores 02). Pero lejos quedaron las rosas. Como en la 00/01, cuando logró 61 puntos en la A. La siguiente fue una campaña muy mala. Y en la 02/03 zafó del descenso a la BN por la Promo. Pero la próxima la perdió con Argentinos: a Segunda. Y la quiebra. Gerenciamiento en 2005, con Carlos Granero. Nada. No se pudo enderezar el rumbo. Y la Promo del año pasado: zafó de irse al Argentino vs. Racing (C). En ésta no pudo: hasta la vuelta.

Comentá la nota