Un humilde trabajador de la pesca fue usado para desviar un subsidio de la ONCCA por casi ¡un millón de pesos!

La Oficina Nacional de Control Comercial Agropecuario (ONCCA) denunciará ante la Justicia marplatense el caso detectado por el propio organismo, de tres pagos por casi 3 millones de pesos que se pretendían realizar a falsos productores agropecuarios.
Los tres pagos ahora anulados estaban destinados a particulares marplatenses. Uno se habría realizado en una cuenta del Banco Nación del barrio "La Perla". "Pretendemos que se investigue si algún empleado tuvo algún tipo de vinculación", señaló el titular de la ONCCA, Emilio Eyras.

"La ONCCA los detectó, no fue fruto de una denuncia periodística", aclaró Eyras, quien puntualizó que tras la revocación de los pagos, "no se da por cerrado el caso". Al respecto, destacó que "la ONCCA se está presentando ante el juzgado (de Mar del Plata) para denunciar este caso y que la Justicia lo investigue a fondo".

"No solo pretendemos que se investigue y castigue a quienes cometieron el fraude desde afuera de la ONCCA, sino también si hay algún empleado que tuvo algún tipo de vinculación, o solamente se trató de un descuido administrativo", puntualizó el funcionario.

Los tres pagos ahora anulados estaban destinados a particulares de Mar del Plata, que no contaban con matrícula de feed lot ni en la ONCCA ni en el SENASA. El "Feed lot" es un sistema intensivo de producción de carne, se refiere al engorde de la hacienda vacuna en corrales, donde el total del alimento consumido es suministrado diariamente por el hombre.

"Los tres pagos están cortados con una misma tijera: se utilizó a particulares de Mar del Plata, a los que poco antes se les tramitó un CUIT en la AFIP y que, lógicamente, no contaban con matrícula de feed lot ni en la propia ONCCA ni en el SENASA. Es decir, eran pagos totalmente ilegales: los feed lots no existen", publicó el diario Clarín.

El primero de esos subsidios salió a nombre de Juan Benjamín Tapia, un humilde trabajador de la pesca al que, según él mismo relató, le pagaron $ 1.000 en efectivo con la excusa de que se trataba de un subsidio para desocupados. Para abrir una cuenta bancaria, Tapia estampó su firma en la sede Barrio La Perla del Banco Nación. Allí la ONCCA depositó 964.276 pesos por compensaciones correspondientes a los cinco primeros meses de 2009, aunque recién el 1 de julio la AFIP lo había inscripto como monotributista categoría F.

Los otros dos casos también son de personas de la zona sur de Mar del Plata. A Maximiliano Rubén Ibarra, de apenas 21 años, la ONCCA le pagó 1.271.522 pesos el 31 de agosto. Para Mirta Gladis Albarracín, de 43, la orden de desembolso por 729.065 pesos fue firmada por Eyras el 4 de setiembre. El primero fue habilitado por la AFIP el 23 de julio. La segunda, el 3 de agosto.

Comentá la nota