Humberto Quintana prevé un escenario económico crítico hasta el final del año en Jujuy

Para el economista Humberto Quintana, decano de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Nacional de Jujuy, las crisis recurrentes que aquejan a la provincia tienen su origen en causas estructurales que están permanentemente presentes y que son las que impiden que Jujuy pueda tener una salida decorosa y sustentable en el tiempo. Vaticinó que las perspectivas económicas, de acá a fin de año, van a ser críticas.
"La provincia está viviendo un momento difícil, como ha tenido otros momentos difíciles. No es la única vez que está atravesando situaciones comprometidas, pero sí, se observa que la perspectivas de acá a fin de año van a ser bastante críticas", señaló.

En declaraciones a Canal 2, Quintana hizo notar que amén de una tasa de inflación importante, tasas de desempleo que siguen siendo relevante, son indicadores de pobreza que "están hablando a las claras que el importante dinero que se destina a contención social, no está siendo efectiva porque sigue habiendo niveles de pobreza significativos".

Consultado acerca de por qué Jujuy tiene el más alto nivel de inflación del país y cuáles son los factores que influyen para que ello ocurra, Quintana señaló que "el factor más relevante, es estadístico", tras lo cual sostuvo que "en Jujuy se elaboran índices con una metodología que se ha respetado. No se ha desvirtuado la elaboración de índices, como a ocurrido en otros lugares. Esto es un dato que no es menor –remarcó, e hizo notar que- si en otros lugares se respetaran las metodologías para elaborar los índices, tendríamos también datos más altos. En Jujuy no se miente, esa es una de las ventajas", desatacó.

Quintana recordó que siempre hay que tener presente que "el índice de precios es un promedio, es un indicador, no es un relevamiento total de lo que está ocurriendo, sino un conjunto de productos que son testigos y de los cuales son tomados los precios".

Consultado acerca de la reiteración de la crisis de la provincia, el facultativo señaló que "lo que caracteriza es la recurrencia de las crisis de Jujuy y esto nos está indicando que hay causas estructurales, que están permanentemente presentes y que son las que realmente impiden que Jujuy pueda tener una salida decorosa y sustentable en el tiempo".

Entre las causas principales, el economista destacó que "son varias: en primer lugar dificultades para generar riqueza, Jujuy está mal localizada, o hay desventajas de localización, por distancia, por escala, que hacen que muchas actividades privadas no puedan desarrollarse y muchas otras, que en su momento se desarrollaron, lo hicieron con aporte estatal que ha ido disminuyendo significativamente. Esto lleva a que un sector de la estructura económica de la provincia, no genere la riqueza necesaria para que se movilice toda la economía".

Otro de los temas que identificó como factor de atraso es la mala distribución del ingreso. "Jujuy es una de las provincias más similares al conjunto de Latinoamérica, donde la distribución del ingreso es bastante mala y esto genera dificultades para el consumo y el desarrollo de demanda de nuevos productos y eso también desalienta también el crecimiento económico", indicó.

Y en relación las causas de esa mala distribución del ingreso, el catedrático sostuvo que "hay causas estructurales y hay causas políticas. Jujuy es una provincia pequeña que ha tenido un alto crecimiento demográfico, no sólo vegetativo propio, sino también un crecimiento demográfico atribuido a una migración externa que ha hecho que la cantidad de población que vive en la provincia sea muy alta y los servicios para atender a esa población no han crecido al ritmo que tenían que haberlo hecho".

"Eso genera sectores con necesidades insatisfechas y estos sectores no pueden acomodar sus presupuestos, no pueden acomodar su ritmo de vida y esto impide que hayan actividades económicas, para proveer de bienes a estos sectores y estos puedan adquirirlos. Ese es un círculo vicioso que va generándose", explicó.

Acerca de la directa relación del crecimiento poblacional con la distribución de los ingresos, Quintana precisó que "tenemos que advertir que cuando Jujuy era una provincia razonablemente poblada, podía prestar sus servicios de educación, de salud, de justicia y de seguridad en forma bastante normal, porque tenía recursos suficientes para financiar ese gasto público".

"Al haber un crecimiento demográfico tan grande, que no ha sido correspondido con un crecimiento de los recursos del Estado provincial, la provincia fue disminuyendo cada vez su nivel de prestación de esos servicios públicos. Eso es un factor que termine generando una mala distribución del ingreso", agregó.

"Entonces cada vez que hay una crisis, se hace un plan de contención que agrava la distribución del ingreso, porque en todos los planes de contención siempre hay algunos sectores favorecidos y otros que son perjudicados".

Comentá la nota