Huincul: el Deliberante rechazó el presupuesto

Es por una diferencia de dos millones de pesos entre el planeado y el ejecutado.

Los ediles aseguraron que falta el registro de ingresos extraordinarios, que se recibieron por los fondos de los nuevos contratos petroleros.

Plaza Huincul > El Concejo Deliberante de esta localidad decidió rechazar el presupuesto ejecutado 2008 porque se modificó el monto global, que no fue reestructurado en los términos legales.

Según informó el concejal Gustavo Rodríguez, de Servicio y Comunidad, "el presupuesto que aprobamos era de 31 millones y finalmente se ejecutó casi 33 millones de pesos, pero además falta mucha información", dijo.

El despacho de la Comisión de Hacienda sugirió al cuerpo deliberativo que no se aprobara la documentación, "porque incluso no cumplía con la legislación contable", consideró Rodríguez.

Además, los ediles aseguraron que falta el registro de ingresos extraordinarios, "que se recibieron por los fondos de los nuevos contratos petroleros y también por el acuerdo al que se llegó con YPF", explicó el concejal.

Para Rodríguez existe un déficit de casi dos millones de pesos, lo que genera preocupación por el futuro financiero del municipio.

"El despacho de Hacienda fue firmado por Mario Esperón, que era el primer candidato a concejal por la Concertación, por Edith Hernández quien apoyó la candidatura de Alberto Crespo así que, desde el oficialismo también se apoyó que no se aprobara esta información", dijo el concejal de Servicio y Comunidad.

Votos

La decisión de no aprobar las cuentas de la gestión Crespo también fue suscripta por los concejales del MPN, Gustavo Montanaro y Juan Carlos Casares.

Existe un antecedente de este tipo de decisión ya que durante la anterior gestión de Silvia de Otaño se tomó la misma medida. En esa ocasión se había modificado el presupuesto global porque habían ingresado mayores recursos por regalías ante el incremento constante de los índices económicos. Como la reestructuración no se realizó en término, entonces se remitió la documentación al Tribunal de Cuentas de la provincia sin la aprobación del Concejo Deliberante, lo que terminó transformándose en una cuestión formal.

En el caso de Crespo la situación es diferente porque se da en un contexto de crisis por lo que además de la modificación del monto global se suma un importante déficit.

Comentá la nota