Hugo y Mariano Jinkis serán puestos bajo custodia de Interpol

Hugo y Mariano Jinkis serán puestos bajo custodia de Interpol

Los empresarios del escándalo FIFA quedaran detenidos tras haberse presentado voluntariamente en tribunales. Serán sometidos a un juicio de extradición. El padre pidió prisión domiciliaria

Los empresarios argentinos Hugo y Mariano Jinkis se entregaron este jueves por la mañana en los tribunales de Comodoro Py, según adelantaron fuentes judiciales a Infobae. Los acusados de participar en una red de sobornos y corrupción en la FIFA llegaron acompañados por su abogado a las 7:30, hora que se inicia la actividad judicial.

El juez Claudio Bonadio convocó a una comisión de representantes de Interpol que les leyó sus derechos a los acusados. El letrado de los Jinkis presentó un escrito en donde niega que sus defendidos hayan estado prófugos. "Usaron una herramienta legal como es la exención de prisión", aseguraron. 

Minutos después de las 11 de la mañana, fuentes del tribunal confirmaron a Infobae que padre e hijo serán trasladados a las instalaciones que la Superintendencia de Investigaciones de la Policía Federal tiene en el cruce de avenida General Paz y Madariaga. Allí serán custodiados por Interpol a la espera de que se resuelva su proceso. Pero antes deberán hacer una parada en la alcaídia que la policía montada tiene en la calle Cavia.

Tanto Hugo como Mariano Jinkis se retiraron vestidos con costosas camperas negras y un sweater que cubría las esposas que tenían alrededor de sus muñecas."Se presentaron porque están a derecho. Habrá que ver cuánto tarda el trámite de extradición. Vamos a esperar que el juez resuelva", confirmó su abogado Jorge Anzorreguy, a la salida de Tribunales. Ahora aguardan a que los abogados norteamericanos que contrataron para el proceso lleguen a la Argentina.

Los Jinkis, en su condición de dueños de la empresa Full Play, están acusados de haber pagado sobornospara quedarse con derechos de comercialización vinculados a los torneos de fútbol más importantes que organiza la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA).

La entrega se produjo luego de que la Cámara Federal rechazara el pedido de exención de prisión que pretendía que los empresarios argentinos continuasen en libertad mientras se sustancia el juicio deextradición. Los sospechosos están imputados en una investigación que se realiza en los Estados Unidos y ahora los tribunales de Argentina deberán determinar si concede la extradición.

En lo que respecta a Hugo Jinkis, el acusado solicitó hoy el beneficio de la prisión domiciliaria al usar como argumentos su avanzada edad y problemas de salud. Su hijo no hizo ningún pedido de ese estilo.

Según consignaron fuentes judiciales a la agencia NA, los abogados del empresario de 70 años efectuaron el pedido luego de que se entregara junto a su hijo, Mariano, tras permanecer prófugos varios días.

Hay otro empresario argentino involucrado en el escándalo. Se trata del ex CEO de Torneos, Alejandro Burzaco, quien se entregó la semana pasada en Bolzano, Italia. El ejecutivo afrontará un proceso similar a de los jinkis pero ante tribunales italianos porque posee doble nacionalidad.

Coment� la nota