Hugo Biolcati negó versiones de desunión en la Mesa de Enlace

El dirigente de la Sociedad Rural Argentina señaló que "la unidad está asegurada". Por su parte, Mario Llambías, de Confederaciones Rurales, consideró que las medidas del Gobierno son insuficientes para el sector

El titular de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Hugo Biolcati, aseguró que "la unidad de la Mesa de Enlace está asegurada a pesar de los múltiples intentos del Gobierno por dividirla", en el marco de una recorrida junto al titular de Confederaciones Rurales Argentinas, Mario Llambias, por zonas afectadas por la sequía en el sur bonaerense.

"Se quiso interpretar el hecho de que hayamos acudido en dos tiempos a esta zona como una señal de desunión de la Mesa de Enlace. Nada más lejos de la realidad. Lo cierto es que, como todo equipo, nos repartimos el trabajo", argumentó Biolcati.

El dirigente salió así al cruce de las versiones que circulan sobre el clima de malestar en el seno de la Mesa de Enlace, al trascender la reunión que mantuvo a solas el titular de la Federación Agraria Argentina, Eduardo Buzzi, con el ministro de Agricultura, Julián Dominguez.

"Percibimos que no hay interés genuino por parte del Gobierno por solucionar las dificultades del sector. Por el contrario, creemos que su intención es mantener sometido al agro con intervencionismo, precios pisados y ausencia de medidas o medidas inadecuadas, para poder aplicarle el modelo clientelista", advirtió.

Biolcati afirmó que desde la llegada de Domínguez a la cartera de Agricultura, "la estrategia clientelista se ha acentuado". "Está claro que su objetivo es ofrecer soluciones mínimas y de corto plazo, sin la intervención de la dirigencia y de la Comisión de Enlace, cultivando la política de la dádiva. "Pero para poder afrontar una situación como la que vemos aquí, se necesitan medidas integrales para todos en vez de subsidios puntuales", planteó.

Biolcati y Llambías comenzaron ayer una recorrida por el sur de la provincia de Buenos Aires, que continuará hoy por el norte de Río Negro, con el fin de reunirse con productores afectados por la intensa sequía. "El panorama es sumamente desolador. Sin perjuicio de lo que hemos visto en otras zonas del país, la situación aquí es realmente desesperante", graficó Biolcati.

Por su parte, Llambías sostuvo que "sería oportuno que la búsqueda de soluciones surgiera de los organismos públicos, como el INTA, para que de alguna manera el Estado devuelva al sector todo lo que el sector le ha dado".

Al respecto, el dirigente consideró que "los 5 millones que hasta ahora recibieron los productores son un avance, pero resultan insuficientes". "Es como darle una aspirina a un enfermo terminal", ironizó.

Comentá la nota