Huevazos para Scioli

Corridas y huevazos se produjeron durante el paso del gobernador por Punta Alta, momentos antes de proseguir su viaje a Bahía Blanca.

El gobernador bonaerense Daniel Scioli fue recibido ayer a huevazos en Punta Alta, cuando se disponía a firmar la creación del consejo consultivo de Puerto Rosales, a 27 kilómetros de esa ciudad.

El incidente se produjo cuando una multitud lo esperaba en la puerta del teatro donde iba a disertar. Al arribar el automóvil que lo trasladaba comenzaron a escucharse consignas contrarias a su actuación en torno de la seguridad en la provincia y comenzaron a caer huevos. Los custodios de Scioli decidieron cerrar la puerta del vehículo, que salió raudamente hacia otro sector de la ciudad. Un manifestante de sindical fue detenido, pero poco después lo liberaron.

El personal de seguridad impidió el paso de la gente, pero, no obstante, desde el fondo de la concentración de manifestantes gremiales y público en general comenzó el lanzamiento de huevos que impactaron en el vehículo del gobernador y en el cuerpo de los custodios.

El único detenido por los incidentes, un auxiliar de educación, fue liberado pasadas las 22. Aseguró que sólo pretendían entregarle a Scioli una carta con diversos planteos.

Cuarenta minutos mas tarde el acto se desarrolló normalmente, ya sin manifestantes en la calle y con un fuerte cordón policial.

Fuentes allegadas a Scioli atribuyeron el hecho a "un problema interno" del municipio entre los estatales que "no tiene nada que ver con el gobernador". Scioli había habilitado un puesto caminero en el acceso por la ruta 229.

Comentá la nota