Las huertas detrás del asfalto dan vida a la "Feria verde".

La agroecología propone el rescate y conservación de semillas criollas y nativas; regeneración y conservación de suelos, agua y biodiversidad; acceso a tierra productiva para pequeños productores.
Los productos de agricultura industrial que encontramos cada día en las góndolas no son garantía de calidad y salud (semillas modificadas genéticamente, uso excesivo de insumos químicos (pesticidas, herbicidas, fertilizantes) altamente perjudiciales para el medio ambiente y la salud humana. Hoy este modelo de agricultura industrial está cuestionado desde diversos enfoques. Un análisis de Sebastián Borracci, Victoria Bisso Castro y Fernanda Génova.

Algunos lo plantean desde el concepto de "externalidad" es decir, que nadie traduce a costos económicos y sociales los perjuicios ambientales que el sistema productivo actual genera. También se deben tener en cuenta sus repercusiones sociales, derivadas de la reproducción de sistemas de explotación laboral (condiciones precarias para el/la Agricultores/as) las que se acentúan en el caso de los trabajadores inmigrantes "indocumentados; inequidad en el ínfimo porcentaje que el mismo obtiene del precio final del producto, ya que la producción y el consumo se encuentran separados por múltiples intermediarios, lo que implica cientos o miles de kilómetros por tierra y mar para el traslado de la producción, importante gasto energético en el trasporte, infraestructuras devoradoras de espacios sociales y naturales y todo ello concentrado en unas pocas manos.

Hoy desde el consumo se prioriza la imagen, sobre el sabor y la calidad nutricional, se espera que los tomates, puerros, morrones, zapallitos manzana, etc. tengan todos un tamaño homogéneo, perfecta forma y ninguna mancha o marca, además que sean de muy larga duración (para soportar las largas cadenas de comercialización), que se consiga todo el año en la góndola sin respetar la estacionalidad de los productos según la región. Este modelo de consumo exige un modelo de producción, comercialización y distribución con un alto impacto ambiental, un efecto negativo sobre la salud, un alto gasto energético, un precio final alto.

Los problemas del desarrollo rural son más que problemas técnicos, y éstos deben ser solucionados tanto a nivel local, como regional y global.

Como una alternativa válida a este modelo productivo, y con la finalidad de producir alimento a nivel local para consumo local, encontramos la Agricultura Urbana y Periurbana (AUP) de base agroecológica, que se desarrolla basada en un paradigma más sustentable y apunta a promover la seguridad y soberanía alimentaria.

En este sentido el Programa Autoproducción de Alimentos, viene desde hace varios años desarrollando en la Ciudad de Mar del Plata y Balcarce, principalmente en los barrios de la periferia, un trabajo de intervención territorial de promoción de la Agricultura Agroecológica urbana y periurbana (AUP), el mismo surge de la Universidad Nacional de Mar del Plata Fac. Cs agrarias y el INTA Balcarce, con la finalidad de fomentar el desarrollo de pequeñas producciones familiares y comunitarias, promoviendo la participación y organización comunitaria con el objeto de lograr autonomía en los emprendimientos productivos, mejorar la calidad nutricional de las familiar, generar alimento fresco y sano para la comunidad local, promover canales apropiados de comercialización, fortalecer las redes sociales y mejorar el paisaje barrial, entre otros.

En estos últimos años, fue emergiendo en la ciudad, un interesante grupo de huerteros urbanos y periurbanos con un grado de madurez tal que les permitió, a partir de la organización comunitaria, la planificación productiva, la capacitación e intercambio de saberes, consolidar emprendimientos productivos bajo un manejo agroecológico, que además de satisfacer algunas de las necesidades de consumo de sus familias, les permitieron generar excedentes para comercializar. Surgió así, la necesidad de generar canal apropiado donde comercializar sus productos diferenciales, es así que se consolida hacia julio del 2006, la "Feria Verde" de Plaza Rocha.

La Agroecología se propone diferentes objetivos: Rescate y conservación de semillas criollas y nativas; Regeneración y conservación de suelos, agua y biodiversidad; Acceso a tierra productiva para pequeños productores; Reducir la pobreza; promover la soberanía alimentaria a nivel local y regional; fomentar mercados locales, potenciar la participación de la población rural y urbana en los procesos de desarrollo; crear alianzas institucionales que faciliten un proceso participativo y autóctono de desarrollo, fomentar políticas que favorezcan el desarrollo sustentable y los mercados locales.

La posibilidad de que se pueda desarrollar un modelo de agricultura más sustentable de base agroecológica, depende de varios actores: por un lado encontramos a los productores que deben modificar su lógica de producción actual e incursionar en este modelo ecológico, ambiental y socialmente más sustentable. Además es definitorio que existan políticas públicas que lo promuevan, desde los gobiernos locales, provinciales y nacionales, ente ellas podríamos nombrar: subsidios para equipamiento e infraestructura, acceso a tierra y agua, normativas apropiadas a este tipo de producción, fortalecimiento de los espacios de comercialización que acerque al productor y el consumidor.

Con respecto a los ejes de la política educativa (educación, investigación , extensión y gestión) deberían incorporar de manera inter, trans y multi disciplinariamente las temáticas de: Agroecología, Economía social, organización comunitaria, producción sustentable, Agricultura urbana y periurbana, entre otros) para acompañar un desarrollo local más equitativo. Pero no podemos olvidarnos del importante rol del consumidor que, con las decisiones cotidianas en cuanto a qué consumir, cómo y dónde es definitorio en la promoción de este nuevo paradigma.

Tercer aniversario

Es una feria Agroecológica Municipal los huerteros y pequeños productores agroecológicos, acompañados por el Programa Autoproducción de Alimentos y Pro huerta, consolidan un espacio de economía social que les permite intercambiar productos, saberes y experiencias. La Feria verde es mucho más que un lugar donde acceder a hortalizas frescas y sanas, es donde los pequeños productores y huerteros de nuestra ciudad se resignifican como trabajadores, generan un ingreso digno, intercambian recetas, semillas, productos, experiencias con los visitantes y amigos que concurren, y se siente orgullosos de poder brindarle a la comunidad alimento fresco y sano.

Además es un espacio que promueva los lazos solidarios, en la misma se desarrollan actividades culturales como talleres de rescate culinario con productos de estación, actividades artísticas, (pintura, serigrafía, música), talleres de diferentes temáticas, se genera un interesante espacio de intercambio y rescate de conocimientos populares enriqueciendo de esta manera las redes sociales de nuestra comunidad.

La Feria verde permite que personas en situación de vulnerabilidad social, mediante el fruto de su trabajo autogestionado mejor su situación y la de sus familias.

Este espacio de economía social, genera relaciones entre los productores, los consumidores y la comunidad, donde a través de la venta directa podemos difundir un modo de producción sano, basado en prácticas agroecológicas, "donde la red de comercialización-distribución y consumo, se orientara hacia un desarrollo solidario y sustentable. "Estableciendo relaciones entre productores y consumidores, basadas en la equidad, la asociación, la confianza, la solidaridad y el interés compartido" 2.

La feria funciona todos los martes y sábados de 9.30 a 13 en la Plaza Rocha (San Martín entre 14 de Julio y Dorrego).

Allí se pueden encontrar diversos productos agroecológicos: hortalizas de estación, huevos caseros, brotes, dulces y conservas, plantas ornamentales, cactus y crazas, flores secas y esencias naturales, herramientas apropiadas, humus de lombriz, plantas acuáticas y muchos productos que se han ido perdiendo en las verdulerías y góndolas como papas del aire, cayote, papines, nabo, espinaca francesa, cardo, zapallo Angola, entre otros.

Este año la Feria cumple su tercer aniversario y sus integrantes esperan poder festejarlo con todos los amigos que los visitan a diario y con los vecinos que quieran acompañarlos. El festejo está preparado para el sábado siguiente al inicio de la primavera, conmemorando además del cumpleaños de la feria, el inicio de esta estación tan anhelada por todos, que permite un clima muy ameno para el trabajo con la tierra.

Comentá la nota