Huellas policiales del terrorismo de Estado

Una fiscal recuperó el material de inteligencia de la policía de Santa Fe elaborado antes y durante el terrorismo de Estado. Hay seguimientos a dirigentes políticos y pruebas de detenciones de personas que luego desaparecieron.
María Teresita Serra está desaparecida. Fue secuestrada en Rosario en agosto de 1976. El hallazgo del archivo elaborado por la policía de la provincia de Santa Fe durante la última dictadura permitió obtener detalles sobre su detención. Sobre todo, proporcionó una prueba documental elaborada por la represión ilegal que establece que una "comisión policial" se la llevó del edificio ubicado en Paraguay 1572.

El descubrimiento fue anunciado ayer por el procurador general de la Nación, Esteban Righi; Jorge Auat y Pablo Parenti, de la Unidad Fiscal de Coordinación y Seguimiento de las causas por violaciones a los derechos humanos cometidas durante el terrorismo de Estado, y Maco Somigliana, del Equipo Argentino de Antropología Forense. Fue la fiscal de Santa Fe Mabel Colalongo quien encontró la documentación hace diez días. En rigor, el material estaba en el archivo provincial pero nadie se había dado cuenta de su importancia. Colalongo, que había colaborado con la Conadep y el Juicio a las Juntas, recordaba su existencia y fue a revisarlo. Así se topó con información potencialmente valiosa para las investigaciones sobre el terrorismo de Estado en su provincia. Se trata de un hallazgo similar al archivo de la Dirección de Inteligencia de la Policía de la Provincia de Buenos Aires, que también fue recuperado. Ahora, la procuración comenzará a digitalizar el material y solicitará que quede a disposición de la Justicia y se preserve. "Recién cuando terminemos de analizarlo vamos a saber su valor exacto. Todavía falta el 95 por ciento del trabajo", explicaron ayer Auat, Parenti y Righi.

Los papeles llenan un cuarto de cuatro por cuatro. Son los partes diarios de la Dirección de Inteligencia de la policía de Santa Fe. Dan cuenta del seguimiento a militantes, dirigentes políticos, sindicales o estudiantiles antes (hay bastantes memos del año 1975) y durante la última dictadura en jurisdicción del II Cuerpo de Ejército. Además, como en el caso de Serra, pueden aportar pruebas sobre secuestros y desapariciones. La información permitirá pofundizar en el entendimiento de las distintas estructuras de inteligencia que operaban en la provincia (Ejército, Policía provincial, Policía Federal, la SIDE) y sus interralaciones.

El documento que se refiere a Serra está fechado en Santa Fe el 11 de agosto de 1976. Tiene un sello que informa que es "estrictamente confidencial y secreto" y lleva por título "Informe de Inteligencia Diario Nº 3106/76". Allí se explica que el administrador del edificio en el que vivía la mujer llamó a la policía porque escuchó ruidos extraños y una voz que "expresaba ‘te vamos a fusilar’". Después bajó al primer piso y encontró el departamento B con las puertas abiertas, desordenado y con una leyenda en la pared que decía "por aquí pasó la muerte". El memo continúa así: "Es de mencionar que en dicho departamento se domiciliaban una pareja joven y el hermano de la mujer. Posteriormente se hizo presente en el lugar una comisión policial, que procedió a requizar (sic) el edificio y detuvo a la llamada María Teresa Serra, de 26 años, soltera, que ocupa en el edificio el Dpto 2 del Piso 1. A la misma se le secuestró gran cantidad de libros, panfletos y obleas pertenecientes al ERP y un tubo de pintura en aerosol color rojo usado y pastillas que serían drogas". En el mismo papel se deja asentado que, un día antes, el 10 de agosto de 1976 "en horas de la mañana las fuerzas conjuntas llevaron a cabo un allanamiento en la finca de la calle Valparaíso 2017 de la ciudad de Rosario, con la finalidad de detener a Víctor Hugo Spina, responsable político del ERP (PRT), quien se resistió siendo muerto en las acciones".

En relación con los seguimientos de inteligencia, en el archivo hay un largo informe pedido a la policía de Santa Fe por sus colegas de Misiones vinculado al dirigente radical Marcelo Stubrin. Allí se menciona que en 1968 fue detenido "por arrojar petardos en una manifestación" y que en 1969 "usa la palabra en una asamblea que se realiza en la Facultad de Derecho, donde se resuelve la realización de actos relámpagos y un paro relacionado con la visita de Nelson Rockefeller a ésta". Se agrega que "visitó a presos políticos y gremiales" y que "preconiza la unidad obrero-estudiantil, pero no la violencia para el logro de los objetivos".

Entre los documentos hay un parte sobre un encuentro de dirigentes de la Juventud Radical y Franja Morada en la casa de Alberto Luis "Changui" Cáceres. "La reunión aludida –dicen los espías– se habría realizado para tratar problemas de la conducción de la Juventud Radical y Franja Morada en la provincia de Córdoba, por existir en esta provincia una fractura dentro de los cuadros de ambas agrupaciones".

La clausura del periódico Estrella de Cañada de Gómez y la detención de su director por publicar una caricatura de Jorge Rafael Videla y los seguimientos a organismos de derechos humanos a raíz de la visita de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos también fueron registrados por la policía santafesina.

"El archivo es el reflejo de la labor documental de la policía y de otros organismos estatales. Pero se pueden encontrar allí huellas de la actividad ilegal del Estado", explicó Parenti. "La tarea de inteligencia suele ser el hilo de Ariadna de un caso. Muestra cómo una persona entra en un grado de sospecha y luego su seguimiento. Esa persona puede ser luego detenida o secuestrada. Aunque aquí no conste su destino final, es una prueba documental que no admite dudas", agregó Auat.

Righi concluyó que el material es de utilidad en dos aspectos: "Da una sensación clara del estado policial que se vivía en la dictadura y proporciona evidencia utilizable en los juicios. Un acta en la que figura que una persona fue detenida es irrefutable y como en estos procesos es tan difícil obtener evidencias, para nosotros es muy importante".

Comentá la nota