Huelga de SMATA se hace sentir con fuerza en Tandil

La medida de fuerza responde a un reclamo salarial que arrastran desde agosto pasado. El conflicto con la cámara que nuclea a las automotrices derivó en manifestaciones en empresas locales del rubro.
César Trapote, secretario general del Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor, seccional Tandil, confirmó ayer un plan de lucha del sector mediante un paro progresivo que el viernes derivará en huelga total.

El gremio amenaza con endurecer la medida de fuerza debido a un conflicto salarial que data del pasado mes de agosto, indicó el vocero sindical.

Asimismo, los referentes tandilenses de Smata anunciaron que hoy harán una movilización a alguna concesionaria de la ciudad para hacer oír su malestar con la patronal. La medida de acción directa tiene alcance nacional y comenzó ayer con la huelga de las cuatro últimas horas en concesionarias de auto, para culminar el viernes con un paro total de todas las actividades de SMATA, de no encontrar solución en el Ministerio de Trabajo, con paro total.Los trabajadores reclaman el 50 por ciento de aumento. La medida de fuerza se lanzó una vez vencida la conciliación obligatoria, ya que no hubo acuerdo entre los dueños de las concesionarias automotrices y el gremio.

El gremio exige un aumento de 50 por ciento pero estarían dispuestos a negociar un 35 por ciento para los primeros ocho meses de vigencia del acuerdo y el 15 por ciento restante, distribuido en el resto del año. Sin embargo, los dueños de las concesionarias insisten con su contraoferta de 20 por ciento para los primeros 8 meses que fue rechazada. Los trabajadores además de la recomposición salarial, piden la actualización del convenio que hoy está caído, e incluir en la discusión las categorías y algunos beneficios que resignaron parcialmente, a pedido de los dueños durante la crisis, como el bono vacacional de 150 horas que aceptaron reducir a fin de evitar despidos y suspensiones de personal.

Paro total

Advirtieron desde el sindicato que “en caso que se produzcan despidos de trabajadores el paro continuará en forma total y con toma de los establecimientos. De agravarse la situación con despidos masivos, la medida continuará en toda la industria automotriz del país”.

“Sabemos que en los años recientes, se triplicaron las ventas de automóviles en la Argentina, que los concesionarios cobran un 6% de la venta de vehícuos por unidad vendida. Sabemos que para reparar un automóvil, las concesionarias cobran hasta 250 la hora taller y le pagan al trabajador sólo 6 pesos la hora”, añade el gremio.

Por último afirmaron “nuestras familias necesitan un salario digno para vivir, un sueldo de 1.200 pesos como cobran algunas categorías de las concesionarias, están por debajo de la línea de pobreza. Por eso en SMATA no se negocia la dignidad del salario, no se aceptan los despidos”.

Recomendar noticia

Comentá la nota