Huelga en Hipertehuelche

Los trabajadores pertenecientes a la firma Hipertehuelche continúan con la medida de fuerza, luego que la empresa no rubricara el acuerdo que sí firmaron las demás grandes superficies comerciales de Santa Rosa para el pago de una suma fija de 600 pesos a sus empleados. Ayer, los huelguistas -casi la totalidad del plantel de trabajadores- fueron intimados vía carta documento por la patronal para que levanten el quite de colaboración en un plazo de 48, al que consideran "ilegal", bajo la amenaza de comenzar con los despidos.
A través de una solicitada que se publica en esta edición, la empresa denunció que la protesta derivó en una "ocupación indebida", y señalaron que hubo "desmanes con la destrucción de mercadería" y "acciones intimidatorias" a quienes no adhirieron a la medida. Incluso, señalaron que se ha llegado en algunos casos al "hostigamiento verbal" y también a "agresiones físicas".

"Estos hechos, que fueron denunciados ante las autoridades y sobre los cuales (...) no dudaremos en iniciar acciones penales, generaron el pedido de refuerzo policial para proteger la integridad del personal que trabaja y evitar (...) daños mayores a los que ya generó este accionar", señalaron.

Sobre esos hechos que denuncian, apuntaron a la conducción del Centro Empleados de Comercio. "No solo dispusieron la medida, sino que también participaron activamente dirigiendo las acciones, presionando y agrediendo a quienes no se plegaban", dijeron. También advirtieron a los trabajadores para que "recapaciten" y se "reintegren a sus tareas, privilegiando la fuente de trabajo por sobre los intereses de dirigentes que sólo buscan réditos políticos".

El acuerdo fue rubricado entre las empresas y el CEC ante la Subsecretaría de Trabajo. El pago acordado por las patronales mercantiles es una cuota de 200 pesos a pagarse en diciembre y luego otras cuatro, de 100 pesos, hasta llegar a abril. Los directivos de Hipertehuelche adujeron que no estaban en condiciones de realizar el pago, lo que el gremio consideró "inadmisible".

La atención al público la llevan a cabo los empleados jerárquicos y gerentes, y sólo una cajera no se habría sumado a la medida. Los delegados gremiales se habrían comunicado en las últimas horas con el subsecretario Marcelo Pedehontáa, quien podría oficiar como mediador.

Comentá la nota